El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe (2002-2010), señaló hoy que los problemas de salud que padece el vicepresidente Angelino Garzón "son superables" y opinó que es el propio afectado quien debe decidir si sigue o no en el puesto.

En declaraciones a los periodistas durante la presentación de su libro "No hay causa perdida" en Bogotá, Uribe criticó a quienes solicitan la renuncia del exsindicalista Garzón, al que los médicos detectaron un cáncer de próstata mientras se recuperaba de una isquemia cerebral y de problemas cardiovasculares.

"Si fue elegido con el agrado de los colombianos, ¿por qué hay que crearle condiciones de renuncia?", se preguntó el expresidente sobre Garzón, que fue elegido vicepresidente en las elecciones de 2010 junto al actual presidente, Juan Manuel Santos.

Aunque Uribe no quiso posicionarse en el debate surgido en los últimos días alrededor de la salud del vicepresidente sobre si debe o no renunciar a su cargo, señaló que tiene que ser él propio Garzón, con la ayuda de sus médicos, quien tome esa decisión.

"Él, con sus médicos, estimará cómo puede ejercer su cargo o si puede tener alguna limitación", afirmó Uribe, que además pidió a los colombianos que le apoyen en estos momentos ya que "ha sido un gran patriota y nunca le ha fallado a Colombia".

Uribe, además, se mostró convencido que los problemas de salud del vicepresidente "son superables".

Además del cáncer de próstata diagnosticado recientemente y por el que recibe un tratamiento de radioterapia, el vicepresidente sufrió un infarto pocos días después de asumir en su cargo, en 2010, y actualmente se recupera de un accidente cerebrovascular.

Este miércoles el vicepresidente expresó que está dispuesto a renunciar a su cargo para recuperarse del cáncer de próstata.

La polémica en torno a la salud de Garzón surgió con motivo de la operación del presidente de Santos, a inicios de octubre, también a causa de un cáncer de próstata, ya que ante una ausencia del mandatario es el vicepresidente quien debe asumir el liderazgo en el Gobierno, según dicta la Constitución colombiana.