Un perro rastreador de explosivos recibió hoy una medalla a título póstumo como héroe de guerra tras morir el año pasado junto a un soldado británico en una operación en Afganistán.

Theo, como se llamaba el can, recibió hoy en el cuartel de Wellington de Londres la medalla PDSA Dickin, el máximo reconocimiento en el Reino Unido a la "dedicación" de cualquier animal en la tarea de salvar vidas humanas durante conflictos bélicos.

El perro murió horas después de que el militar junto con el que patrullaba, Liam Tasker, de 26 años, falleciera por disparos de insurgentes el 1 de marzo del año pasado en la provincia de Helmand (Afganistán).

La pareja, considerada como "inseparable", consiguió localizar la cifra récord de 14 bombas de los talibanes en un periodo de cinco meses.

El reconocimiento a Theo llega después de que Tasker, que servía como cabo segundo en el regimiento veterinario de la armada británica, recibiera de manera póstuma la Orden del Imperio británico en septiembre de 2011.

La madre del militar fallecido, Jane Duffy, describió al perro como el mejor amigo de su hijo y dijo que trabajaban juntos las 24 horas del día en Afganistán.

"Liam ya había sido reconocido, por eso es muy bonito que Theo reciba su medalla y que se le reconozca su valentía también", dijo Duffy.

Por su parte, el coronel Neal Smith señaló que era "un honor para el cuerpo veterinario del ejercito británico" y que este galardón "no solo reconoce a un perro muy especial, también la contribución de todos los animales que trabajan en nuestro equipo en la localización de bombas y explosivos".

Theo es el perro número 28 que recibe la medalla Dickin, que se entrega desde 1943 por la asociación benéfica de veterinarios, PDSA, fundada por Maria Dickin.