El comisionado de la NBA, David Stern, se retirará el 1 de febrero de 2014 después de 30 años al mando de la liga de básquetbol profesional de Estados Unidos, y será reemplazado por el subcomisionado Adam Silver.

Stern le anunció sus planes a la junta de directores de la NBA, que aprobó de forma unánime que Silver sea su sucesor.

"Decidí que la situación es fantástica, y hay una organización que será encabezada por Adam, que está totalmente preparada para el próximo paso", expresó Stern.

Stern, quien cumplió 70 años el mes pasado, se convirtió en comisionado el 1 de febrero de 1984. Ha sido el comisionado más longevo y exitoso en la historia de la liga, a la que convirtió en una potencia mundial.

"Serás recordado como el mejor de todos", le dijo Silver a Stern, sentado a su lado durante la conferencia de prensa el jueves en la que se hizo el anuncio oficial.

Stern indicó que tomó la decisión de retirarse hace unos seis meses, después de superar un proceso de cierre patronal que amenazó con descarrilar por completo la temporada pasada. Señaló que la liga está en magnífico estado y en buenas manos con Silver, su subcomisionado desde 2006.

"No sé que más decir, aparte de repetir lo que les dije ayer a los dueños (de equipos)", expresó. "Les dije que fue fabuloso, que continuaré otros 15 meses, y que creo que la liga está en un estado magnífico".

Stern es el responsable de convertir una liga de segunda, con poca presencia en la televisión, en una de las más populares en el mundo entero.

Señaló que el Dream Team de 1992 ayudó a la expansión de la popularidad del básquetbol y la NBA, pero indicó que en general "todo ha ido mejorando".

"En general, ha sido una serie de experiencias extraordinarias, armando un rompecabezas enorme y eterno", comentó. "Siempre habrá otra pieza del rompecabezas, así que la pregunta es, ¿en qué momento dejas que otro lo haga? Yo llegué a ese punto".

Stern fue el abogado externo de la liga de 1966-78, y luego su asesor legal interno antes de convertirse en vicepresidente de asuntos legales y de negocios de 1980-84. Luego reemplazó a Larry O'Brien para convertirse en el cuarto comisionado de la liga.

La NBA agregó siete equipos durante su mando.

El dueño de los Timberwolves de Minnesota, Glen Taylor, dijo que el salario promedio de los jugadores bajo el mando de Stern aumentó de 250.000 a más de cinco millones de dólares.

La liga también ha reportado grandes aumentos en la venta de boletos y mercancía, y los niveles de audiencia de televisión son mejores que nunca.

"Hay todo tipo de indicadores de negocio que podríamos analizar que definen a David como uno de los más grandes líderes empresariales de nuestra era", señaló Silver.