El presidente del partido republicano Reince Priebus admitió el jueves que quisiera lograr un mayor apoyo de los votantes hispanos hacia su candidato Mitt Romney, pero se mostró optimista de obtener una victoria el 6 de noviembre con el mensaje de que las actuales dificultades económicas desmerecen una relección del presidente demócrata Barack Obama.

"Queremos hacerlo mejor, por supuesto que sí, estamos esforzándonos todo lo que podemos, hablando de los temas importantes, y eso es todo lo que podemos hacemos. Estamos haciendo un gran esfuerzo", dijo Priebus a reporteros durante su visita a un centro de voluntarios en Arlington, un suburbio del norte de Virginia contiguo al Distrito de Columbia.

Priebus reconoció que algunos sondeos recientes conceden a Obama una aprobación superior al 60% entre hispanos inscritos para votar, pero aseguró que el resultado difiere en otras encuestas que no identificó.

Al preguntarle cuál porcentaje del voto latino aspira alcanzar Romney para asegurar su victoria, Priebus indicó que "no se trata de cuál porcentaje del voto latino necesitamos. Lo que necesitamos hacer es hablar de los temas más importantes para el país sin importar tu grupo étnico, sin categorizar a las personas. Esos son los temas que definirán esta elección".

Obama obtuvo 67% del voto latino frente a su rival republicano John McCain en 2008. George W. Bush se convirtió en el republicano más votado por latinos en 2004, cuando obtuvo el 44%.

La baja aceptación de Romney entre los latinos está vinculada a sus propuestas migratorias, tales como aumentar la supervisión para impedir las contrataciones de 11 millones de inmigrantes que residen sin documentos en Estados Unidos con la intención de que terminen regresando a sus países voluntariamente.

Priebus dijo que esa propuesta, denominada como de "autodeportaciones", lo que busca es "facilitarle" a esas personas el "colocarse en una fila para asegurarse de que pueden estar aquí legalmente".

Ambos candidatos continúan virtualmente empatados entre la población general estadounidense.

Un sondeo de The Associated Press-GfK difundido el jueves concede a Romney una aprobación del 47% frente a un 45% de Obama, lo que significa un empate porque el margen de error del estudio es de 4,2%.

Cuando faltan menos de dos semanas para las elecciones, el sondeo arrojó que Romney eliminó la ventaja de 16 puntos que gozaba Obama entre las mujeres votantes, mientras que el presidente remontó la desventaja que tenia entre los votantes hombres.

Pese a la contienda tan reñida, Romney enfrenta dificultades para reunir los 270 colegios electorales necesarios para llegar a la casa Blanca.

En Estados Unidos el presidente no se elige por voto popular sino por una serie de contiendas estado por estado. Cada estado aporta una cantidad de colegios electorales en proporción a su población

La carrera está concentrada actualmente en los nueve estados que no ofrecen una tendencia favorable clara a candidato alguno: Ohio, Florida, Iowa, New Hampshire, Virginia, Carolina de Norte, Colorado, Nevada y Wisconsin.

Priebus indicó que en casi todos esos nueve estados los demócratas "están obteniendo resultados peores a 2008 y nosotros estamos obteniendo mejores que en 2008" entre los cinco millones de personas que han votado anticipadamente en al menos 24 estados, sin aportar cifras específicas. "Vamos a tener una gran victoria el día de la elección".

El jefe de la campaña demócrata Jim Messina había dicho el martes exactamente lo contrario: que los votos anticipados favorecen a Obama gracias en parte a una participación sin precedentes de minorías étnicas.

Se espera que un 35% del total de votos se realicen de manera anticipada. Ninguno será escrutado antes de 6 de noviembre, pero algunos estados reportan la afiliación partidista de las personas que han votado anticipadamente.

Priebus dijo que su partido concentra sus esfuerzos de voto anticipado en votantes poco frecuentes, y criticó a los demócratas por "canibalizar sus resultados el día de la elección al hacer que votantes frecuentes voten anticipadamente. Nosotros vamos por los votantes poco frecuentes, porque sabemos que nuestros votantes frecuentes estarán allí el día de la elección".

Messina describió el martes una estrategia idéntica que busca incluir en el voto anticipado principalmente a personas que solamente votan de manera esporádica.

------------------------------------------------------

Luis Alonso Lugo esta en Twitter como http://www.twitter.com/luisalonsolugo