El gobierno federal está retirando silenciosamente los escáners de personas de siete aeropuertos grandes del país y reemplazándolos por un tipo diferente de máquina que produce una silueta en forma de caricatura en lugar de imágenes desnudas que han sido comparadas con una requisa al desnudo virtual.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA por sus iniciales en inglés) dijo que está realizando el cambio de tecnología para acelerar la revisión en aeropuertos congestionados, no para disminuir las preocupaciones de los pasajeros en cuanto a privacidad. Pero grupos defensores de las libertades civiles esperan que el cambio sea una señal de que el equipo irá con el tiempo al basural.

"Ojalá esto represente el comienzo de una reducción progresiva de los exploradores de rayos X, los cuales son más invasores de la privacidad y continúan estando rodeados de cuestionamientos sobre su impacto en la salud", dijo Jay Stanley, un experto en materia de privacidad de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles.

Las máquinas no serán retiradas. Están siendo movidas a aeropuertos más pequeños mientras el Congreso presiona a la TSA para que adopte salvaguardas de privacidad más fuertes en todo su equipo de creación de imágenes.

En los dos años transcurridos desde su aparición en los aeropuertos más activos del país, el escáner modelo "retrodispersión" ha sido el centro de protestas y demandas debido a que utiliza rayos X para observar debajo de la ropa de los viajeros.

Las máquinas están siendo retiradas de los aeropuertos de LaGuardia y Kennedy de Nueva York, el O'Hare de Chicago, el Internacional de Los Angeles y el Logan de Boston, así como de aeropuertos en Charlotte, Carolina del Norte, y Orlando, Florida.

La TSA no quiso comentar si planea retirar más exploradores de otros sitios.

Algunos escáneres de retrodispersión han sido colocados en aeropuertos en Mesa, Arizona; Key West, Florida, y San Juan, Puerto Rico. La TSA aún está decidiendo a donde enviar otros.

Se está realizando el cambio en momentos en que la agencia está bajo presión política. Una legislación aprobada en febrero le dio hasta junio de este año para que se deshaga de los exploradores de rayos X y los mejore con programas de cómputo que produzcan únicamente una silueta genérica de la forma humana, no una imagen desnuda poco definida. La agencia, sin embargo, tiene la facultad de auto otorgarse más tiempo, y la actual fecha límite es el 31 de mayo.