El presidente Sebastián Piñera aseguró hoy que la conducta del Gobierno chileno "será implacable" ante los hechos de corrupción que han afectado tanto a la Policía de Investigaciones (PDI) como a Carabineros (policía militarizada).

"Tras los hechos irregulares y eventualmente delictuales que en los últimos días han afectado a cuatro miembros de carabineros y diez miembros de la Policía de Investigaciones, nuestra conducta va a ser implacable", enfatizó Piñera tras reunirse con los altos mandos de ambas instituciones.

El mandatario chileno anticipó en rueda de prensa en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, que se van a separar a todas las personas sobre las que existan sospechas de conductas irregulares.

"Vamos a hacer las investigaciones administrativas y entregar los antecedentes a la justicia, para poder castigar como se merecen, con todo el rigor de la ley, a aquellos que traicionan su juramento de proteger a la ciudadanía e incurren en conductas delictuales", añadió Piñera.

A mediados de este mes quedó al descubierto uno de los mayores casos de corrupción en la PDI, cuando la policía civil se enteró de que 10 de sus hombres integraban una red de corrupción dedicada a "extorsionar a narcotraficantes, para así obtener dinero ilícito".

Tres subcomisarios, tres detectives, dos subinspectores, un inspector y un asistente policial fueron vinculados al caso y separados de inmediato de sus funciones.

En tanto, cuatro funcionarios de Carabineros fueron detenidos este miércoles por el robo a una narcotraficante en el municipio capitalino de Pudahuel, la misma mujer que reveló el caso de corrupción en el que se vieron involucrados los 10 detectives de la PDI.

Fueron detenidos y desvinculados de las filas de la institución, un capitán y tres cabos, quienes el pasado 25 de agosto ingresaron a la casa de Paula Gamboa para robar más de cinco millones de pesos que la mujer escondía al interior del hogar y que provenía del comercio de drogas.

Piñera dijo a los periodistas: "no voy a permitir que un puñado de policías que traicionando su juramento, puedan haber cometido delito, afecten, o involucren o deterioren el legítimo y bien ganado prestigio de nuestras policías, Carabineros e Investigaciones de Chile".

Señaló que en su reuniones y recorridos por el mundo y también por América Latina: "siempre he sentido el aprecio y la admiración por nuestras policías".

"Es por eso que nuestras policías, Carabineros y la Policía de Investigaciones, son permanentemente demandadas para prestar asesorías, como la que le estamos prestando en este instante a la República hermana del Ecuador", añadió.

El mandatario chileno recalcó que la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico no es solamente una tarea del Gobierno y del Ministerio del Interior, sino que compromete a muchas instituciones.

"A los Carabineros de Chile, a la Policía de Investigaciones, a los fiscales, a los jueces de garantía, a los Tribunales de Justicia, a Gendarmería, y también necesita y requiere el apoyo resuelto de la ciudadanía", aseveró.

En esta línea indicó que próximamente enviará un proyecto de ley para perfeccionar el Sistema Procesal Penal chileno, y un articulado que también va a buscar perfeccionar la ley penal que se aplica a los adolescentes.

"Vemos que cada día son más los menores de 18 años que cometen delito y no podemos permanecer indiferentes frente a esa realidad, ni mucho menos garantizarles impunidad", añadió Piñera en alusión a que los menores no son imputables ante la ley sin importar el delito que cometan.