El Gobierno de Panamá afirmó hoy que unas declaraciones del presidente Ricardo Martinelli sobre el litigio territorial que mantienen China y Japón "fueron sacadas de contexto", y negó que pretenda menoscabar los intereses chinos, como acusó ese país.

"El Gobierno de la República de Panamá lamenta que las autoridades chinas hayan considerado que, con las palabras del Jefe de Estado, Panamá haya pretendido inmiscuirse en asuntos internos de ese país y, mucho menos, que se haya pretendido menoscabar sus intereses", indicó un comunicado de la Cancillería panameña.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, pidió el pasado martes a Panamá que no "menoscabe" los intereses chinos, después de que Martinelli apoyara al Gobierno nipón en su reclamación de soberanía de unas islas en el marco de una visita oficial a Japón que culminó el miércoles.

En su primera declaración al respecto, la Cancillería panameña explicó que las "palabras" de Martinelli "durante su reciente visita oficial a Japón, con relación a las Islas Diaoyu, fueron sacadas de contexto".

Ante "diferencias territoriales (...) entre Estados Soberanos" Panamá "siempre ha abogado por el diálogo bilateral directo entre las partes en un espíritu de respeto, amistad y no violencia", indicó.

Las palabras de Martinelli "al tratar el tema en cuestión se dieron en ese contexto y con ese objetivo únicamente. Cualquier interpretación que se le quiera dar a sus palabras, que se aleje de ese mensaje, es incorrecta", aseveró el comunicado oficial.

"El Gobierno y pueblo de la República de Panamá reitera su amistad y respeto hacia el pueblo de China, y valora las relaciones bilaterales existentes, seguros que las mismas seguirán desarrollándose en el futuro con el mismo espíritu de amistad y colaboración como hasta ahora", añadió la Cancillería.

Por otro lado, ayer el embajador de Taiwán en Panamá, Diego Chou, informó que había pedido al Gobierno panameño que "respete" la larga y leal relación bilateral y se mantenga "neutral" en el litigio que mantiene China con Japón por las islas Diaoyu (Senkaku para los japoneses).

"Ante el canciller encargado de Panamá, Francisco Álvarez de Soto, expresé la preocupación y molestia de mi Gobierno por esa declaración", explicó Chou en rueda de prensa, tras asegurar que la soberanía sobre las islas la tiene Taiwán por ser parte del mismo archipiélago.

La Cancillería panameña informó que este jueves Álvarez De Soto ofreció "explicaciones oficiales sobre la posición de Panamá con respecto al diferendo sobre las Islas Diaoyu".

De Soto "reiteró al embajador taiwanés que las palabras" de Martinelli "fueron sacadas de contexto", y sostuvo que "Panamá está convencida que todos los conflictos internacionales deben ser arreglados por la vía pacífica, utilizando los instrumentos y mecanismos que han sido creados para tales fines".

"El embajador de Taiwán manifestó sentirse satisfecho por las explicaciones proporcionadas por las autoridades diplomáticas panameñas, y destacó las cordiales relaciones bilaterales que mantienen ambos países y que se consolidan a través de la cooperación recíproca", según la información oficial panameña.

Panamá mantiene relaciones comercial y a nivel consular con China y diplomáticas con Taiwán, isla a la que China considera una provincia rebelde.