La empresa farmacéutica suiza Novartis aseguró hoy que las vacunas antigripe Agrippal y Fluad, que han sido suspendidas de forma preventiva por el Ministerio de Sanidad italiano, son "seguras y eficaces".

"La valoración interna de Novartis y los datos clínicos recopilados durante los estudios del virus estacional de la gripe 2012-2013 requeridos para la licencia europea de Agrippal y Fluad demuestran la seguridad y un perfil inmunológico similar al de años anteriores", afirmó la farmacéutica en un comunicado.

La Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA) prohibió la importación y utilización de estas vacunas al detectar impurezas, unas pequeñas partículas blancas, en algunas de ellas, que podrían tener su origen en el aglutinamiento de componentes ordinarios de la vacuna.

La farmacéutica manifestó que estas impurezas pueden aparecer en el proceso de elaboración y aseguró que no hay impacto "en la seguridad y eficacia" de ese medicamento.

Novartis afirmó en la nota que seguirán trabajando con el Ministerio italiano de Sanidad y AIFA para entender las razones de su decisión y clarificar cualquier duda.

"La compañía está totalmente comprometida con proporcionar a los pacientes vacunas de alta calidad y continuará trabajando con las autoridades para que la vacuna esté disponible", apuntó la nota.

Ante la decisión italiana, Swissmedic, la autoridad suiza de control y homologación de medicamentos, decretó este miércoles la suspensión preventiva del suministro de vacunas contra la gripe de Novartis tras haber sido informada de la situación por la AIFA.

Por el momento, la empresa farmacéutica con sede en Basilea no ha respondido a la decisión suiza.