Dos soldados estadounidenses de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) murieron hoy víctimas del ataque de un individuo que vestía el uniforme de la policía local en el sur de Afganistán, informaron hoy las fuerzas armadas de EEUU.

El departamento de comunicación de las tropas estadounidenses afirmó que el suceso tuvo lugar en el distrito de Khas Uruzgán, en la provincia de Uruzgán, aunque no reveló más detalles sobre el incidente debido a que "todavía se investigan los hechos".

Este año, más de una cincuentena de militares de la ISAF han perdido la vida en ataques cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad y defensa afganas, en ocasiones a manos de talibanes que logran infiltrarse dentro de esos cuerpos armados.

El líder de los talibanes afganos, el mulá Omar, llamó hoy a sus milicianos a "incrementar" las infiltraciones en las fuerzas afganas para cometer ataques contra las tropas extranjeras desplegadas en Afganistán.

"Aumentad vuestro esfuerzo para expandir las infiltraciones en el enemigo. Esta táctica traerá resultados fructíferos", aseguró el líder de los insurgentes en el comunicado que emite cada año con motivo de la festividad islámica del sacrificio.

El aumento de esos ataques obligó al jefe militar de la ISAF, John Allen, a anunciar en septiembre pasado medidas para "mitigar" sus efectos, como la suspensión del entrenamiento de un millar de reclutas de la policía local afgana.

En Afganistán está en marcha el proceso de repliegue de las tropas internacionales, que debe concluir en el año 2014 y cuyo inicio ha supuesto un recrudecimiento de la violencia en el país.