El presidente del Banco Central de Chile, Rodrigo Vergara, destacó hoy que los efectos de la crisis internacional han sido "tenues" en el país que, en un escenario externo complejo, "se aproxima a crecer un 5,0 % este año".

"Los efectos del debilitado escenario externo han sido tenues", subrayó Vergara durante un seminario en el que se analizó la economía actual y sus perspectivas.

"La economía chilena sigue mostrando un sólido desempeño, donde destaca el mayor dinamismo de los indicadores de consumo", mientras la inversión "también sigue creciendo a tasas elevadas", añadió.

El pasado agosto, la actividad económica creció un 6,2 % interanual y acumuló una expansión del 5,5 % en los primeros 8 meses de 2012, mientras el mercado ha apostado a que en septiembre la economía creció en torno a un 4,8 %.

El Banco Central, en su último Informe de Política Monetaria (Ipom) mejoró su propia previsión para 2012 hasta un rango de entre un 4,75 % y un 5,25 %, desde uno de entre un 4,0 % y un 5,0 %.

En su exposición de este jueves, admitió no obstante que la crisis se ha reflejado en el país, como por ejemplo en la demanda interna, que el año pasado crecía a un ritmo del 9,0 % y ahora lo hace en un rango de entre 5,0 % y 5,5 %.

"Pero en términos de actividad la desaceleración ha sido más bien tenue, ya que en 2011 crecíamos al 6,0 % y ahora al 5,0 %. Por tanto, seguimos teniendo un sólido desempeño", subrayó Vergara.

Respecto de la inflación, el presidente del Banco Central dijo que aunque se sitúa por debajo del 3,0 % interanual (2,8 % interanual en septiembre), "no se deben subestimar los riesgos de mediano plazo", entre los cuales mencionó el buen comportamiento del consumo, la estrechez del mercado laboral y el hecho de que las brechas de capacidad se encuentran copadas.

En ese escenario, el Banco Central ha mantenido la tasa de interés de política monetaria en el 5,0 % nominal anual desde enero pasado.

También Vergara se refirió a las presiones de sectores exportadoras por medidas para fortalecer el tipo de cambio (actualmente en un rango de 480 pesos el dólar), señalando que la depreciación de la moneda estadounidense "es una tendencia mundial y no responde a factores internos".

Recordó, sin embargo, que el emisor se reserva siempre el derecho a intervenir el mercado cambiario, como lo ha hecho antes, mediante la compra diaria de unos 50 millones de dólares por períodos cercanos a un año, aunque hoy remarcó que una intervención de ese tipo "no se justifica en estos momentos".

Advirtió, además, que "hay que tener cuidado con decir que los problemas de competitividad del sector agrícola son solo por el tipo de cambio, también están la energía y el mercado laboral".