La tasa de desempleo en Brasil en septiembre fue del 5,4 por ciento de la población activa, por debajo del 6,0 por ciento medido en el mismo mes de 2011 y la menor ya registrada para un mes de septiembre en los últimos once años, informó hoy el Gobierno.

El índice de paro se mantuvo prácticamente estable en relación al 5,3 por ciento medido en agosto y al 5,4 por ciento de julio de este año, según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

El número de desempleados en septiembre en las seis mayores regiones metropolitanas del país, en las que es medido el índice nacional, se situó en 1,3 millones, prácticamente igual que el de agosto pero en un 8,6 por ciento inferior al del mismo mes del año pasado.

Ello significa que el número de desempleados en Brasil se redujo en cerca de 125.000 en los últimos doce meses.

El número de empleados en las mismas seis regiones metropolitanas llegó a 23,2 millones, con un crecimiento del 0,9 por ciento frente a agosto (23,0 millones) y del 2,3 por ciento en relación a septiembre del año pasado.

Brasil, por lo mismo, generó 512.000 nuevos empleos en los últimos doce meses pese a la crisis económica internacional, que ha afectado principalmente el sector industrial brasileño.

Según el organismo oficial, el salario promedio del trabajador brasileño en septiembre fue de 1.771,20 reales (unos 885,6 dólares), valor equivalente al de agosto y en un 4,3 por ciento superior al del mismo mes del año pasado.

El índice oficial de desempleo mide el número de personas que busca trabajo en las ciudades de Recife, Salvador, Belo Horizonte, Río de Janeiro, Sao Paulo y Porto Alegre, por lo que no tiene en cuenta a los ya absorbidos por el sector informal o a los que desistieron de buscar.