Las acciones fluctuaron el jueves entre avances mínimos y retrocesos en Wall Street debido a debilidad en la venta de viviendas y la difusión de informes con cifras erráticas de ganancias de las empresas. Al final de la sesión, los principales índices cerraron en alza por segunda jornada en la semana.

Procter & Gamble contribuyó con su informe de beneficios sólidos a que los índices abrieran con ganancias, pero las acciones declinaron en el curso de la mañana después de que una firma de bienes raíces anunciara que se había estabilizado el ritmo de las ventas de casas nuevas.

El índice industrial Dow Jones subió 26,34 puntos y cerró en 13.103,68 unidades. Tres emisoras subieron por cada una que cayó en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen fue de 3.400 millones de acciones negociadas.

"Este es un mercado que todavía atraviesa una temporada difícil de ganancias", dijo Jason Pride, director de estrategia de inversiones con la firma Glenmede, dedicada a la administración de fortunas.

Según Pride, los inversionistas quizá celebraron en exceso después de que la Reserva Federal anunciara a principios de septiembre nuevos apoyos para la economía.

Los inversionistas pasaron por alto la contracción de las economías en Europa, la desaceleración del crecimiento en China y otras señales de que ésta sería una temporada de ganancias difíciles. Los inversionistas la han pagado en las últimas dos semanas.

"Anduvimos de juerga y ahora tenemos la cruda", afirmó. "El mercado está básicamente de nuevo donde se encontraba a finales de agosto. No me parece irrazonable", agregó.

El Standard & Poor's 500 ganó 4,22 puntos y terminó en 1.412,97 puntos mientras que el Nasdaq subió 4,42 unidades y se ubicó en 2.986,12 enteros.

La reciente difusión de una segunda tanda de informes sobre ganancias corporativas débiles entre las gigantes de la tecnología y las empresas industriales sacudió a los inversionistas, acostumbrados a un alza constante de los beneficios.

Utilidades débiles y proyecciones más bajas de las mismas para Caterpillar, 3M y Google tuvieron sus efectos negativos en el mercado accionario.

Tras dos jornadas en las que el Dow bajó más de 200 puntos en la última semana, este indicador de las 30 grandes compañías acumula en octubre una contracción de 2,5%.

De las empresas que informaron de sus ganancias el jueves, la fabricante de fórmulas para infantes Mead Johnson Nutrition vio bajar sus acciones 9% tras de que sus beneficios fueran inferiores a las proyecciones de los analistas de Wall Street.

La firma también modificó a la baja su pronóstico de ganancias para todo el año. Sus acciones bajaron 5,98 dólares y quedaron en 63,53 dólares.

Los papeles de la mayoría de las empresas constructoras bajaron debido a una desaceleración en septiembre en el ritmo de las ventas de casas. Los títulos de PulteGroup bajaron 44 centavos y se ubicaron en 17,01 dólares, mientras que los de Toll Brothers perdieron 1,04 dólares y quedaron en 34,21 dólares.

De todas las acciones que cotizan en el Dow Jones, las de Procter & Gamble registraron las mayores ganancias, que superaron las proyecciones de los analistas. Las acciones de P&G, cuyos productos incluyen Tide, Gillette y Charmín, ganaron 1,99 dólares y alcanzaron los 70,07 dólares.

Debido a que los corredores vendieron bonos del gobierno estadounidense, estos incrementaron sus tasas de interés. El interés que paga el bono de referencia del Tesoro a 10 años aumentó a 1,82%, respecto de 1,79% al cierre del miércoles.

En Europa, los principales indicadores cerraron con resultados mixtos. El DAX de Alemania ganó 0,1% y terminó en 7.200,23 puntos, mientras que el CAC-40 de Francia bajo 0,4% y se ubicó en 3.411,53 unidades. El FTSE 100 de las principales acciones en Gran Bretaña cerró sin variación en 5.805,05 enteros.

En Asia, la mayoría de las principales bolsas terminaron al alza. El índice Nikkei 225 de Japón subió 1,1% y cerró en 9.055,20 unidades.