Independiente de Argentina clasificó a los Cuartos de Final de la Copa Sudamericana luego de vencer el jueves por 2-1 al Liverpool de Uruguay, en partido disputado en el Estadio Centenario de Montevideo.

De esta forma el equipo argentino, dirigido por Américo Rubén Gallego, selló su pasaporte a la próxima fase en la que se medirá frente a la Universidad Católica de Chile.

Gallego, admitió sentirse "satisfecho" con lo realizado por sus dirigidos y explicó que el "Liverpool planteó un partido duro, manteniendo un buen ritmo".

Aunque el conjunto visitante llegó por primera vez con peligro al área del Liverpool apenas a los seis minutos de juego, se fue abajo y no anotó sino hasta iniciado el complemento, pero supo aprovechar la ventaja que había obtenido en Buenos Aires (2-1). El otro tanto llegó en el descuento para continuar en el evento continental.

El entrenador de Liverpool, Julio César Antúnez subrayó que su equipo "peleó de igual a igual contra un grande del continente".

El partido se caracterizó por ser entreverado y con fricciones, hasta que de los pies de Maximiliano Montero surgió un pase milimétrico para que Carlos Núñez dominara el balón al borde del área grande y definiera, a media altura, contra el palo izquierdo del portero argentino Diego Rodríguez. El gol permitió que Liverpool se fuera a los vestuarios con la ilusión de ubicarse entre los ocho mejores equipos de la Copa, pero apenas iniciado el segundo tiempo, a los 48 minutos, Federico Mancuello empató el partido con fina definición al quedar solo frente al portero local, Matías Castro.

"Liverpool arrancó con muy buen ritmo y nos sorprendió. Por eso intentamos contrarrestarlo con nuestro estilo, algo que se dio afortunadamente porque notábamos que era un partido durísimo", señaló Mancuello.

Esto cambió los planes de ambos equipos. Liverpool salió con furia en busca de la victoria, único camino posible para seguir en el campeonato, mientras que los "rojos" de Avellaneda defendieron a capa y espada, esperando el mejor momento para el contragolpe. Los argentinos generaron más de una ocasión hasta que en tiempo de reposición conquistaron el tanto del triunfo.

"Estamos en un momento complicado, no vamos a tener problema para salir adelante, porque el grupo está fuerte. De todos modos es importante tener presente que no hemos conseguido nada todavía. Tenemos que trabajar el doble para seguir tras los objetivos", concluyó Mancuello.

Así, Independiente sentenció el partido y selló su pase a la siguiente fase de la Sudamericana. Lo espera Universidad Católica de Chile, en la ciudad de Santiago, la semana próxima.

El triunfo "obtenido en el Estadio Centenario permite darnos más confianza para lo que se viene por el campeonato local, el fin de semana contra Tigre y también para lo que será nuestra visita a Chile para jugar con Católica, un equipo que todos sabemos es fuerte", concluyó Gallego.