La compañía de automóviles Ford suprimirá unos 1.500 empleos con el cierre de dos fábricas en el sur de Inglaterra, asegura hoy la agencia británica Press Association (PA).

En concreto, la empresa estadounidense cerrará su planta de Southampton, donde fabrica sus camionetas Transit, y la de Dagenham, donde monta motores para vehículos.

Se estima que Ford ofrecerá una indemnización a los que se vean afectados por la eliminación de los puestos de trabajo o la posibilidad de recolocarles en otros empleos dentro de la misma empresa.

"Esta es una noticia tremenda para los trabajadores de Southampton y Dagenham y una muy mala noticia para el sector industrial del Reino Unido", dijo Justin Bowden, representante del sindicato GMB, que agrupa a los empleados del área el motor.

Ford emplea a unas 11.400 personas en las distintas plantas que tiene en el Reino Unido, como la de Halewood, en el noroeste de Inglaterra, y la galesa de Bridgend, además de las citadas.

El sector del motor ha sido uno de los más afectados por la crisis económica por la que atraviesa el Reino Unido.

Hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, siglas en inglés) informó de que el Reino Unido ha salido de la recesión al aumentar el producto interior bruto (PIB) un 1 % en el tercer trimestre del año, tras tres trimestres consecutivos de contracción económica.