El entrenador estadounidense Emanuel Steward falleció hoy en Chicago a la edad de 68 años y dejó una historia brillante con más de treinta púgiles que destacaron bajo su dirección, entre ellos los excampeones Miguel Cotto, Oscar de la Hoya, Julio César Chávez o Wilfred Benítez.

Una grave enfermedad de la que poco se conoce, puso fin a la vida de quien fue uno de los más prestigiosos entrenadores de boxeo.

Victoria Kirton, asistente ejecutiva de Steward, informó de que el fallecimiento se produjo en un hospital de Chicago.

Steward formó a una treintena de figuras, entre las que destacaron el estadounidense Evander Holyfield, el británico Lennox Lewis y el ucraniano Vladimir Klitschko.

Steward era propietario del legendario Kronk Gym, en Detroit, una de las instituciones dentro del boxeo, famoso por los colores rojo y dorado que su boxeadores vestían en los combates, y trabajaba como analista para la cadena HBO.

El presidente de HBO, Ken Hershman, dijo a través de un comunicado que no se podía explicar con palabras la tristeza que sentían todos los compañeros y el personal que trabajó durante años al lado de Steward.

"Por más de una década, Manny fue respetado no sólo por sus grandes conocimientos del mundo del boxeo sino por su gran clase como persona y su concepto maravilloso de la amistad", dijo Hershman en un comunicado.

Steward, miembro de Salón de la Fama Internacional de Boxeo, dirigía al peso mediano estadounidense Andy Lee, aunque no con su habitual intensidad debido a sus problemas de salud.

Su trabajo como analista con la cadena HBO le hizo igualmente presentar el deporte del boxeo con una gran pedagogía en la que explicaba de manera sencilla y entendible lo que pasaba en las peleas, sus pronósticos acertados y las estrategias que al final habían sido las claves en cada uno de los combates.