Sebastian Vettel ha ganado el campeonato mundial de Fórmula Uno de punta a punta, y también remontando posiciones.

Por eso, el piloto alemán de Red Bull, que acaba de arrebatarle el liderato del campeonato a Fernando Alonso, confía que podrá mantener a raya al español para conquistar su tercera corona consecutiva.

Vettel parecía estar fuera de la carrera a mediados de año, cuando Alonso le superaba por 44 puntos.

Pero Alonso, quien ha superado todas las expectativas en un bólido que ni siquiera le gustaba a su escudería Ferrari, se descarriló con choques en Bélgica y Japón, y luego vio a Vettel ganar carreras consecutivas en Singapur, Japón y Corea del Sur.

Vettel llega al Gran Premio de India del fin de semana con ventaja de seis puntos en el campeonato.

"Si estás en una posición en la que tienes que sumar más puntos, tienen que asegurarte que estés al frente de todos, o al menos del que persigues", comentó Vettel el jueves. "Igualmente, si estás en la cima, quizás no te arriesgues tanto, pero no estamos en una posición en la que nos podamos relajar. Tenemos que dar el máximo posible en las dos próximas carreras para permanecer en el primer lugar".

"Estamos en una mejor situación que hace tres, cuatro carreras. Obviamente trataremos de hacer lo mejor posible, pero nada cambia nuestro enfoque. Será una carrera muy importante para nosotros".

Aunque sabe lo que hay sobre la balanza, Vettel dijo que él y Red Bull no pueden darse el lujo de pensar más allá del fin de semana.

"Sería especial ganar una cuarta carrera consecutiva, pero no pensamos en ganar estas cuatro (últimas) carreras, pensamos en este fin de semana", agregó. "Este ha sido un año muy difícil, con tantos ganadores distintos, y los detalles puedan marcar la diferencia".

Al menos sabe que ha estado en esta situación antes.

En 2010, no se apoderó de la cima hasta que ganó la última carrera en Abu Dabi, para superar a Alonso por cuatro puntos y convertirse en el piloto más joven que conquista el título de la Fórmula Uno. El año pasado, aseguró el título cuando todavía restaban cuatro carreras en la temporada.

Esas experiencias aumentan su confianza en poder convertirse apenas el tercer piloto que gana tres títulos consecutivos. Los otros son el argentino Juan Manuel Fangio y Michael Schumacher.

"Ganar el primer campeonato fue un gran alivio, ya que esa siempre fue mi meta", indicó.

Alonso, quien ha tenido problemas para mantener el ímpetu que tenía al comienzo del año, indicó que tratará de complicarle la vida a Vettel en el Circuito Internacional Buddh, el que describió como "uno de los más difíciles" de la F1.