La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ordenó hoy la retirada del mercado de todos los lotes de la vacuna contra la gripe Chiroflu y Chiromas fabricados por la multinacional suiza Novartis.

En una alerta farmacéutica, la Agencia decidió inmovilizar de forma "preventiva" todas las unidades existentes de todos los lotes de estas vacunas tanto en los almacenes, como en los puntos de distribución y dispensación.

La presencia de partículas blancas en suspensión en las jeringas precargadas de algunos lotes de las vacunas fue el motivo por el que Sanidad ordenó su inmovilización.

Fuentes del Ministerio de Sanidad español dijeron a Efe que "a fecha de hoy" no existe "ningún caso" en España de reacciones adversas a esta vacuna.

"No obstante, como medida de precaución y hasta que se disponga de un informe completo y detallado del origen y alcance del problema, se ha decidido inmovilizar todos los ejemplares de ambas vacunas", explicó la agencia del medicamento.

En España existen cuatro tipos de vacunas contra la gripe, y las de Novartis representan el 20 por ciento del total, si bien cada comunidad autónoma es libre de adquirir las que crea conveniente.

La compañía ha iniciado una investigación sobre la composición y el origen de las partículas en suspensión y el alcance del problema.

Los primeros resultados indican que los agregados están compuestos por las proteínas que componen la propia vacuna y que no se deben a material foráneo, según la agencia del medicamento.

Con la información disponible actualmente no hay ningún elemento que indique que hay un riesgo añadido para las personas que ya han recibido cualquiera de las dos vacunas y, por tanto, no es necesario hacer un seguimiento especial de estas personas, indicó la agencia.

Sanidad insistió en que se trata de una "medida cautelar" que fue adoptada esta mañana tras conocer la decisión de la Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA) de prohibir la importación y uso de estas vacunas, que en este país se comercializan con los nombres de Agrippal y Fluad, al detectar en este país las citadas impurezas, que podrían tener su origen en el aglutinamiento de componentes ordinarios de la vacuna.

Además, Swissmedic, la autoridad suiza de control y homologación de medicamentos, decretó la suspensión preventiva del suministro de vacunas contra la gripe de la firma Novartis.

En un comunicado, esta farmacéutica manifestó que estas impurezas pueden aparecer en el proceso de elaboración y aseguró que no hay impacto "en la seguridad y eficacia" de ese medicamento.