Emanuel Steward, dueño del legendario Gimnasio Kronk y uno de los entrenadores más afamados del boxeo, falleció. Tenía 68 años.

Victoria Kirton, la asistente de Steward, dijo que el entrenador murió el jueves en un hospital en Chicago. No dio la causa de muerte.

El miembro del Salón de la Fama del boxeo destacó como entrenador de Thomas Hearns en el Gimnasio Kronk en Detroit. También entrenó a campeones como Lennox Lewis, Wladimir Klitschko y el puertorriqueño Miguel Cotto por un breve período.

Steward nació en Virginia Occidental y se mudó a Detroit cuando tenía 12 años. En 1963, a los 18años, Steward ganó el torneo nacional por los Guantes de Oro, en peso Gallo. Según la biografía en su sitio de internet, en lugar de continuar con su carrera profesional fue a trabajar a la empresa Detroit Edison Co. y en 1971 aceptó un puesto de medio tiempo como entrenador del programa de boxeo en el Centro Recreativo Kronk.

Así nació una dinastía.

El primer campeón profesional de Kronk fue Hilmer Kenty, un peso ligero de Columbus, Ohio, que empezó a entrenar ahí en 1978 y ganó el título de la Asociación Mundial de Boxeo dos años después.

Fue Hearns quen en realidad colocó a Kronk, y a and Steward, en el mapa. La 'Cobra de Detroit', uno de sus apodos, fue el primer hombre en ganar títulos en cuatro divisiones diferentes — en total ganó cinco — y coronó su récord amateur 155-8 al colocarse 61-5-1 con 48 nocauts como profesional.

"El sacó lo mejor, mejor de mí", dijo alguna vez Hearns respecto de Steward.

Durante años el gimnasio fue visto como una forma de mantener a los jóvenes alejados de problemas y de las calles del suroeste de Detroit. En 2006, Detroit cerró el centro recreativo que albergaba al gimnasio debido a la carencia de presupuesto. Se permitió que el gimnasio permaneciera abierto, pero puso a Steward en una difícil situación financiera y rentó un espacio en un gimnasio en Dearborn para que sus jóvenes boxeadores pudieran entrenar.

Steward también trabajó de cerca con Lewis durante su carrera por el título, y con el actual campeón de peso pesado Wladimir Klitschko apenas en julio. Klitschko ha entrenado últimamente sin Steward para su pelea contra Mariusz Wach, en Alemania el próximo mes.

"Su espíritu siempre ha estado ahí", dijo Klitschko. "Puedo escuchar su voz mientras hago las cosas, murmurando en mi oído. Como dice el dicho, 'El show debe continuar', y es exactamente el caso".

Steward también trabajó desde 2001 como analista con la cadena HBO.

"Manny era un respetado colega que nos enseñó tanto no sólo de esta dulce ciencia, sino también de amistad y lealtad", dijo el presidente de HBO Sports Ken Hershman. "Su energía, entusiasmo y brillante sonrisa fueron una constante presencia. Diez campanazos no parecen suficiente para lamentar su deceso".