El huracán "Sandy", de categoría dos, se encamina hacia Bahamas después de atravesar de sur a norte la zona oriental de Cuba ocasionando intensas lluvias y fuertes vientos que en algunas zonas han alcanzado rachas de 190 kilómetros por hora, informó el Instituto de Meteorología (INSMET).

Durante unas cinco horas, entre la una de la madrugada y las seis hora local, "Sandy" ha azotado el este de la isla tras penetrar por una zona cercana a la ciudad de Santiago de Cuba y salir por Punta Lucrecia, en la provincia de Holguín.

Sin apenas perder intensidad y estructura en su recorrido por la mayor de las Antillas, este organismo ciclónico se ha movido con rapidez por la isla a una velocidad de traslación de 30 kilómetros por hora.

Al salir de la isla, "Sandy" se mantenía como huracán de categoría dos -de cinco en la escala Saffir-Simpson- con vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora.

Según el Centro de Pronósticos del INSMET, en las próximas 24 a 48 horas, "Sandy" mantendrá un rumbo próximo al norte y en la noche inclinará su trayectoria al nortenoroeste disminuyendo su velocidad de traslación y debilitándose gradualmente, aunque mantendrá todavía la categoría de huracán mientras transita sobre las Bahamas.

En Cuba, este jueves continuarán las lluvias fuertes e intensas en la zona oriental con tendencia a disminuir durante la tarde mientras que los vientos huracanados seguirán azotando la costa norte de las provincias de Tunas y Holguín durante la mañana.

"Sandy" deja en Cuba fuertes lluvias, vientos intensos, marejadas, inundaciones en la costa y evacuaciones, sin que se hayan desvelado aún detalles sobre los daños que ha causado a su paso por el país.

Ante la llegada de "Sandy", Cuba declaró la fase de alarma en cinco provincias del oriente de la isla (Santiago, Las Tunas, Holguín, Granma y Guantánamo) y la de alerta y fase informativa en otras cuatro provincias del centro del país.

En estos territorios se han activado los planes de defensa civil con evacuaciones, la suspensión del transporte de pasajeros por carretera, mar y ferrocarril y la cancelación de vuelos a varios puntos del este de la isla, entre otras medidas.

El huracán "Sandy", el décimo de una temporada muy activa en la cuenca atlántica, ha causado al menos un muerto en Haití y otro en Jamaica, una isla que atravesó de sur a norte antes de llegar a Cuba.