El defensa central Rolando Schiavi, de 39 años, jugará el próximo domingo con el Boca Juniors el último clásico de su carrera ante el River Plate.

"El propio jugador aseguró que en diciembre terminará su etapa como futbolista y se unirá a Martín Palermo y a Roberto Abondanzzieri para conformar un cuerpo técnico", indica hoy la página oficial del club más popular de Argentina.

"El 'Flaco' se despedirá con el brazalete de capitán y como uno de los líderes más importantes en la última década de la historia del club", añade.

"Lo voy a vivir de una manera especial por ser el último", aseguró Schiavi a la página auriazul, que le identifica como un jugador "fuerte, aguerrido, sanguíneo y tranquilo para enfrentar los momentos complicados".

Schiavi ha sido campeón de la Copa Libertadores en 2003 con el Boca Juniors y en 2009 con el Estudiantes de La Plata, equipo en el que jugó como cedido para las semifinales y la final. También ganó la Intercontinental con los boquenses ante el Milán italiano en 2003.

Con el Boca, club al que se incorporó en 2001 tras destacar en el Argentinos Juniors para sustituir al colombiano Jorge 'Patrón' Bermúdez, ganó tres ligas, dos copas Sudamericanas, una Recopa Sudamericana y la Copa Argentina de 2012.

Además, jugó en el argentino Newell's Old Boys, el español Hércules (Segunda División) y el brasileño Gremio de Porto Alegre y dos partidos en la selección argentina convocado por Diego Maradona.

Con la abiceleste se estrenó a los 36 años y siete meses y se convirtió en el debutante más veterano de la historia del equipo nacional de su país. Disputó como titular los dos partidos decisivos para la clasificación argentina a la fase final del Mundial de Sudáfrica 2010.