Más de 4.000 piezas arqueológicas saqueadas de México y decomisadas en Estados Unidos fueron entregadas el jueves a las autoridades mexicanas.

Antes de la devolución oficial de las reliquias en una ceremonia, funcionarios estadounidenses las exhibieron en el consulado mexicano en El Paso

El Consejo de Arqueología de México dijo que la mayoría de los objetos datan de antes de la llegada de los exploradores europeos a la parte norte del continente americano.

El titular del consejo, Pedro Sánchez, afirmó que las piezas pertenecieron a antiguos cazadores-recolectores que habitaron el norte del México precolombino.

Los objetos incluyen estatuas, figurillas, hachas de cobre y piedras utilizadas para la molienda de maíz y otros granos, agregó.

Las piezas fueron decomisadas en El Paso, Phoenix, Chicago, Denver, San Diego y San Antonio, dijo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

Algunas de las reliquias fueron robadas en 2008 de un museo mexicano en el poblado de Fort Stockton, oeste de Texas, a unos 370 kilómetros (230 millas) al sureste de El Paso.