La compañía estadounidense Colgate-Palmolive informó hoy que ganó 1.874 millones de dólares en los 9 primeros meses del año, el 1,8 % más interanual, al tiempo que anunció un plan de reestructuración que implica reducir su plantilla en un 6 % hasta 2016.

El fabricante de la conocida pasta de dientes Colgate, entre otros muchos productos para la higiene personal, se anotó entre enero y septiembre pasados un beneficio neto por acción de 3,89 dólares, comparado con los 3,73 dólares del mismo periodo de 2011, cuando ganó 1.841 millones.

La facturación de la compañía se incrementó levemente hasta colocarse en los 12.799 millones de dólares, comparado con los 12.562 millones de las mismas fechas del año anterior, de los cuales 2.310 millones procedieron de Norteamérica y 3.684 millones de Latinoamérica (que representa un 29 % de su negocio).

Otros 2.569 millones de dólares fueron facturados en Europa y el Pacífico Sur, la única región que redujo sus ingresos al quedar por debajo de los 2.661 millones del mismo periodo de 2011, mientras que los de Asia y África se situaron en 2.635 millones y los de sus productos de nutrición animal en todo el mundo alcanzaron 1.601 millones.

Por lo que se refiere a los resultados del tercer trimestre del año, a los que más atención prestaban hoy los analistas estadounidenses, Colgate-Palmolive ganó 654 millones de dólares (1,36 dólares por acción), el 1,7 % más que los 643 millones (1,31 dólares por título) del mismo trimestre de 2011.

Los ingresos entre julio y septiembre se colocaron en los 4.332 millones de dólares, ligeramente por debajo de los 4.383 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

Colgate anunció además un plan de reestructuración de cuatro años que busca convertir algunas de sus subsidiarias en el extranjero en "focos comerciales" a nivel regional y optimizar su cadena de suministro a nivel mundial, lo cual pasa por reducir en un 6 % su plantilla hasta 2016, actualmente de 38.600 trabajadores.

"Vivimos en un mundo de rápidos cambios que se enfrenta a muchos desafíos, influyendo la desaceleración de las economías de muchos países. Este programa nos va a ayudar a mejorar nuestras fortalezas para seguir creciendo de forma sostenida a largo plazo", dijo el presidente y consejero delegado de la empresa, Ian Cook.

Esos resultados no fueron bien recibidos entre los inversores y antes del ecuador de la sesión en la bolsa de Nueva York (NYSE) las acciones de Colgate-Palmolive bajaban el 2,86 % para cambiarse por 103,51 dólares cada una, aunque desde enero acumulan una revalorización del 11,99 %.