Las solicitudes semanales de subsidio por desempleo bajaron la semana pasada a una cifra ajustada a los vaivenes de temporada de 369.000, un nivel que supone modestas contrataciones, informaron el jueves autoridades.

El Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes disminuyeron en 23.000, de una cifra revisada de 392.000 en la semana anterior. El promedio de cuatro semanas, una medida menos inestable, subió a 368.000.

Las cifras parecen haberse estabilizado después de aparecer distorsionadas las dos semanas previas debido a problemas de ajustes por temporada.

Las solicitudes al seguro de desempleo implican despidos. Cuando caen por debajo de 375.000, es indicio de que el número de contrataciones es suficiente como para bajar la tasa de desempleo.

Las solicitudes han fluctuado entre 360.000 y 390.000 desde enero. A la vez, los empleadores han generado un promedio de casi 150.000 plazas laborales por mes. Eso es apenas suficiente como para bajar la tasa de desempleo, que ha declinado del 8,3 al 7,8% este año.

Robert Kavcic, economista de BMO Capital Markets, dijo que ha sido problemático que las solicitudes se mantengan por debajo de 360.000 en lo que va del año. "Esta barrera podría ser un buen indicador de que el mercado laboral estadounidense está haciendo un esfuerzo máximo, pero simplemente no lo estamos viendo todavía", indicó.

Los empleadores vacilan en contratar más personal mientras el crecimiento económico sea débil y la crisis financiera europea amenace con sumir el continente en la recesión. Muchos también esperan porque les preocupa la posibilidad de aumentos impositivos y cortes en los gastos del gobierno el año próximo si el Congreso no logra acuerdo sobre el presupuesto para evitarlos.

El flojo mercado laboral ha sido un tema central en la campaña electoral, la cual vive sus últimos días. Los votantes tendrán un último informe sobre empleo para considerar, cuatro días antes de las elecciones.

Pero ha habido algunos indicios de que la economía está mejorando.

El número total de personas de personas que reciben la ayuda por desempleo fue de 4,9 millones en la semana que concluyó el 6 de octubre.

La tasa de desempleo bajó en septiembre al 7,8%, la cifra más baja desde enero del 2009, el primer mes del presidente Barack Obama en el cargo. La cifra bajó debido a que una encuesta gubernamental halló un fuerte aumento en el número de personas con empleo, aunque un alza en empleos de tiempo parcial representó la mayoría de las ganancias.

Las ventas minoristas subieron en septiembre a un nivel saludable. Y las ventas de casas y la construcción de vivienda han mejorado paulatinamente este año, gracias a alzas en los precios de las casas y las tasas de interés hipotecarias más bajas en décadas.