(Actualiza con reporte de una persona muerta)

Al menos un muerto y 50 heridos fue el resultado de los enfrentamientos registrados hoy entre comerciantes del mercado mayorista de La Parada, en Lima, y policías que intentaron bloquear el acceso al centro de abastos, según confirmaron fuentes médicas y oficiales.

Médicos del Hospital 2 de mayo informaron del deceso de Kenyi Castro, de 32 años, por un balazo en su abdomen y revelaron que a sus instalaciones llegaron 43 heridos por la proximidad del centro hospitalario con el lugar del enfrentamiento.

Entre esos heridos hay 11 policías que posteriormente fueron trasladados al Hospital de Policía.

La Municipalidad de Lima intentó evitar la entrada de camiones a las instalaciones de La Parada, en el distrito de La Victoria, con la instalación de bloques de concreto porque ya designó como único mercado mayorista de la ciudad al que está ubicado en Santa Anita.

El choque incluyó el lanzamiento de piedras, botellas y palos por parte de los manifestantes, que actualmente se encuentran atrincherados en la zona, y gases lacrimógenos y disparos al aire por el lado de la Policía.

El ministro peruano del Interior, Wilfredo Pedraza, indicó que los manifestantes estaban preparados con armas cortas y largas para enfrentar a los agentes del orden y que un grupo de delincuentes aprovechó el momento para cometer actos violentos y saqueos en el lugar.

Imágenes de televisión de Canal N grabaron el instante en el que un policía antidisturbios cae de un caballo y es brutalmente golpeado por una turba descontrolada.

HASH(0x8bb81f0)

"No hay perdida de control en la zona, la Policía avanza progresivamente. Estamos en proceso de identificación del delincuente que agredió al policía. Estamos procediendo a efectuar las detenciones y espero que la tranquilidad vuelva en las próximas horas", manifestó Pedraza.

Los actos violentos incluyeron el incendio de uno de los camiones que transportaba bloques de cemento para impedir la entrada al mercado por parte de los manifestantes.

El subgerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad, Gabriel Prado, señaló que la idea era "cercar la zona colindante para evitar el acceso de los camiones" y que esta operación se realizaba en cumplimiento de una ordenanza municipal.

Prado indicó que no se desalojará el mercado y que el operativo fue coordinado con la Policía.