El Independiente argentino puso hoy punto y final al sueño del Liverpool uruguayo en la Copa Sudamericana tras derrotarlo a domicilio por 1-2 en la vuelta de los octavos de final, y se clasificó para la fase de los ocho mejores en la que chocará contra los chilenos de la Universidad Católica.

El equipo de Avellaneda venció al Liverpool con idéntico resultado en casa en el partido de ida.

El partido de hoy fue vibrante y mantuvo la emoción hasta el último cuarto de hora, cuando el equipo local tiró la toalla y el visitante acabó imponiendo su mayor calidad y experiencia.

La primera parte fue para el Liverpool, que en el minuto 3 mostró sus intenciones con un pase de la muerte de Ferreira desde la derecha que el colombiano Vargas, ya con su portero superado, le sacó del pie a Aguirre cuando iba a rematar a bocajarro.

Al cuarto de hora una jugada similar fue repelida por Vallés en el último suspiro. De nuevo el público cantó el gol antes de tiempo.

En el minuto 27 Aguirre recibió un pase en el interior del área y solo ante el portero rival tiró raso y a los pies del guardameta en lo que fue la tercera ocasión clara de los de azul y negro antes del gol al filo del primer tiempo.

La anotación llegó en el minuto 43, cuando más duele, gracias a una acción del delantero más peligroso del Liverpool, Núñez, que ya había marcado el gol de su equipo en el partido de ida.

En un sorpresivo contraataque el veloz y menudo ariete recibió un pase en profundidad, superó a dos rivales en la frontal del área y lanzó un derechazo con rosca a media altura y a la izquierda del portero. Imparable.

Los principales argumentos de Independiente hasta entonces, al margen de un tiro lejano de Rosales, habían sido los saques de esquina, en los que siempre tuvo las de perder por la mayor altura de los integrantes del cuadro local.

El Liverpool, pese a sus 97 años de historia tiene una escasa experiencia internacional, pero en la actual Copa Sudamericana estaba haciendo historia tras eliminar al boliviano Universitario de Sucre y al colombiano Envigado.

El Independiente, por el contrario, es uno de los equipos con más títulos en el fútbol sudamericano, especialmente en las décadas de los años 1970 y 1980.

Tras el descanso, espoleados por el tanto en contra y las instrucciones del técnico Américo Gallego en el vestuario, los visitantes salieron con tantas ganas que solo necesitaron tres minutos para lograr la igualada.

Mancuello, uno de los mejores del encuentro, recibió un pase en profundidad fantástico de Godoy y no perdonó. El balón, tras superar una maraña de piernas de los jugadores uruguayos, le llegó al delantero, que regateó al meta Castro y marcó a puerta vacía.

Pese al jarro de agua fría, los locales pudieron igualar la eliminatoria de nuevo tras un jugada de Núñez en la que, con el portero rival ya superado, Tamareo no pudo enviar el balón a la red por un desvió casi sobre la línea de gol de los defensores del Rey de Copas argentino.

Un penalti sobre Núñez que no existió y un remate de cabeza a la salida de un córner de Macchi que se perdió escasos centímetros por encima del larguero del arco visitante fueron las últimas opciones claras de los locales antes de que se impusiera Independiente, favorecido por la expulsión de Semperena en el minuto 79.

Mancuello estuvo a punto de rematar la eliminatoria con un tiro raso y colocado a la salida de un córner, lo mismo que Vidal tras un error del último defensa rival que lo dejó solo ante Castro pero su remate salió demasiado cruzado.

Castro desvió otro disparo de Morel en un esfuerzo desesperado por mantener vivo el sueño internacional de su equipo pero no pudo evitar el tanto de la victoria argentina, obra de Battion, en un contragolpe, ya en tiempo de descuento.

Ficha técnica:

1. Liverpool: Matías Castro; Andrés Rodales, Nelson Semperena, Maximiliano Arias, Maximiliano Montero (m.77, Walter Tourelles); Lucas Tamareo, Carlos Macchi, Cristian Silvera, Rodrigo Aguirre; William Ferreira (m.85, Enzo Herrera) y Carlos Núñez. Entrenador: Julio César Antúnez.

2. Independiente: Diego Rodríguez; Gabriel Vallés, Eduardo Tuzzio, Cristian Tula, Claudio Morel Rodríguez; Fernando Godoy (m.81, Roberto Battion), Fabian Vargas, Paulo Rosales (m.46, Martín Benítez), Federico Mancuello; Hernán Fredes (m.46, Lucas Villafañez) y Patricio Vidal. Entrenador: Américo Gallego.

Goles: 1-0, m.43: Carlos Núñez. 1-1, m.48: Federico Mancuello. 1-2, m. 91: Roberto Battion.

Arbitro: el ecuatoriano Carlos Vera expulsó por doble amonestación a Nelson Semperena (m.80) y mostró cartulinas amarillas a Ferreira, Silvera y Vallés.

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana disputado en el Estadio Centenario, de Montevideo, ante unos 20.000 espectadores, entre los que se encontraba el presidente de Uruguay, José Mujica.