Al menos una veintena de personas murieron hoy acuchilladas en la localidad siria de Duma, en la periferia de Damasco, en una nueva masacre de la que se acusan mutuamente el régimen sirio y los rebeldes.

Habitantes de la zona informaron a Efe por teléfono de que las víctimas fueron asesinadas en sus casas a primera hora de la mañana en un área cercana a la mezquita de Hawa, en esa ciudad.

La agencia oficial de noticias siria, Sana, indicó que "un grupo terrorista -como se refiere a la oposición armada- perpetró una horrible masacre en Duma que acabó con la vida de 25 personas", aunque según testigos consultados por Efe la cifra de víctimas podría elevarse hasta las cuarenta.