Tres patrulleras de China entraron hoy en aguas de las islas Senkaku/Diaoyu, foco de un conflicto territorial entre Pekín y Tokio, en la primera acción de este tipo en las últimas tres semanas, informó la televisión pública japonesa NHK.

Los barcos chinos entraron en aguas de Minamikojima, una de las cinco islas que integran el pequeño archipiélago, hacia las 06.30 hora local (22.30 GMT del miércoles), detallaron los guardacostas nipones que se encuentran en la zona.

Se trata de la primera ocasión desde el pasado 3 de octubre en que patrulleras de China se adentran en aguas del disputado archipiélago de las Senkaku, situado en el Mar de China Oriental y conocido como Diaoyu por Pekín.

Este territorio, deshabitado y con una superficie de menos de 7 kilómetros cuadrados, ha llevado a las relaciones entre las dos potencias asiáticas a su peor momento en años, después de que Tokio comprara a mediados de septiembre el terreno de tres de las islas de manos de su propietario privado.

Ello provocó airadas protestas de China y de Taiwán, que también las reclama, así como una ola de manifestaciones antiniponas en varias ciudades chinas, en algunos casos violentas, y la cancelación de eventos diplomáticos entre ambos países.

Desde que se disparó la tensión, en la zona patrullan barcos tanto de China como de Japón, país que administra de facto las islas a través de sus autoridades en el archipiélago meridional de Okinawa.

En septiembre y principios de octubre las patrulleras chinas entraron en varias ocasiones en aguas territoriales de las islas y suscitaron la protesta inmediata de Tokio, que calificó esas acciones de "intrusiones".

Además, la semana pasada Pekín hizo una demostración de fuerza al efectuar unas maniobras militares en el Mar de China Oriental, donde se sitúa el archipiélago en conflicto, que incluyeron once buques de guerra y cuatro aviones.

Ayer, el Gobierno japonés aseguró que mantiene contactos a "varios niveles" con China sobre la tensión territorial, que incluyeron una reunión el fin de semana del viceministro nipón de Exteriores con un representante chino en Shanghái.

Se cree que las Senkaku/Diaoyu podrían albergar importantes yacimientos de gas y petróleo.