Tres personas murieron, incluyendo una niña de seis años, y otras 12 resultaron heridas el miércoles luego de que un joven arrojó una granada contra un supermercado en un puerto de la costa Caribe de Colombia, informaron las autoridades.

El atentado fue perpetrado a las 09.30 en Santa Marta, capital del departamento de Magdalena y a 750 kilómetros al norte de Bogotá, explicó en diálogo telefónico Rafael Martínez, secretario de gobierno de la alcaldía de Santa Marta.

Aunque inicialmente Martínez dijo que los muertos eran dos hombres y que los heridos eran seis, más tarde y tras socorrer a todos los heridos y hacer un balance en una reunión con la policía, las autoridades locales y cuerpos de asistencia, indicó que los muertos fueron tres: un hombre de 70 años, una mujer y una niña de seis años, cuyas identidades no ofreció de inmediato.

Dijo que un joven lanzó la granada al interior del supermercado y dentro murió el hombre de 70 años, mientras la mujer y la niña fallecieron en centros hospitalarios de Santa Marta. Agregó que de carecían de datos si la mujer y la niña eran parientes.

"Definitivamente son tres muertos y 12 heridos; uno de las víctimas murió en el sitio del atentado, un señor de unos 70 años de edad, y las dos restantes murieron en centros hospitalarios, una menor de 6 años y una señora mayor", indicó.

El atentado fue el "más grande que ha habido en los últimos tiempos en Santa Marta. Anteriormente (en este año) hubo dos con granada, pero no había dejado víctimas, sólo destrozos materiales", aseguró.

El funcionario atribuyó el atentado a las grupos criminales que operan en la ciudad y que exigen dinero a los comerciantes a cambio de no hacer atentados o secuestrarlos, o lo que pagos extorsivos.

El joven de 17 años que arrojó la granada, fue detenido en el acto por las autoridades, añadió el funcionario. Por las leyes colombianas un menor de edad no puede ser identificado.

"Al parecer fue quien lanzó la granada al establecimiento. Llegó a pie, la tiró (la granada) al frente de la puerta principal...y fue capturado a unos siete metros cuando corría después de lanzar la granada", agregó Martínez.

Antes de ser capturado por agentes policiales que estaban en la zona, vecinos y transeúntes o "la comunidad trató de lincharlo, pero la policía lo protegió. La principal hipótesis de quienes serían los autores de este atentado (es que) serían las bandas criminales".

Según datos del Ministerio de la Defensa, los casos reportados de extorsión aumentaron de 834 de enero a junio del 2011 a 851 al mismo lapso del 2012, los datos más recientes.