El estado de Nueva York va a potenciar la lucha contra los delitos económicos y financieros, y comenzará con un grupo que estudiará la legislación actual y cómo mejorarla, según anunció hoy la asociación estatal de fiscales.

El grupo, que incluirá a fiscales, expertos y profesores universitarios, analizará durante un período máximo de un año el actual marco legal y formas de mejorarlo a fin de prevenir y combatir mejor los llamados "delitos de cuello blanco" en este estado.

"Nueva York es la capital financiera del país y tenemos la responsabilidad de asegurarnos que los fiscales estatales... tengan los resortes necesarios para combatir el crimen de 'cuello blanco'" del siglo XXI", afirmó Cyrus Vance, fiscal del distrito de Manhattan y presidente de la asociación estatal de fiscales, en un comunicado.

Por su parte, el fiscal del condado de Erie, Frank Sedita, destacó "la necesidad" de reforma de las leyes en este ámbito.

Los fiscales neoyorquinos recordaron que, a pesar diversas leyes federales aprobadas tras los escándalos financieros de la última década, se calcula que en EE.UU. el fraude en las inversiones totaliza entre 10.000 y 40.000 millones de dólares al año.