Un periodista fue asesinado este martes por la noche en la ciudad de Las Anod (norte de Somalia), en un nuevo ataque que eleva a al menos 16 los reporteros asesinados en este país en lo que va de año, informaron hoy los medios somalíes.

Ahmed Farah Ilyas, de 27 años y conocido popularmente como Saakin, fue abatido por pistoleros cuando salía de su trabajo y se dirigía a su casa, precisó Radio Bar-Kulan.

De momento, se desconoce el móvil del crimen de Saakin, que trabajaba para Universal TV, y ningún grupo se ha atribuido la autoría del suceso.

Periodistas locales han denunciado que grupos armados amenazan la vida de los informadores en la zona, pero las autoridades, según ellos, no toman medidas para garantizar su protección.

El secretario general del Sindicato Nacional de Periodistas Somalís (NUSOJ, en sus siglas en inglés), Mohamed Ibrahim, condenó el ataque e instó a las autoridades a "investigar inmediatamente el asesinato (...) y llevar a los autores ante la Justicia".

Según la web de información somalí Raxanreeb, Saakin fue detenido, juntos a otros dos periodistas, por la Policía de la región de Somalilandia -autoproclamada independiente en 1991- el pasado día 12, aunque fue puesto en libertad horas después.

Esos tres reporteros fueron acusados de emitir programa de apoyo al nuevo primer ministro somalí, Abdi Farah Shirdon, alias Saaid, tras su designación el pasado día 6.

En lo que va de 2012, al menos 16 periodistas han sido asesinados en Somalia (la mayoría de ellos en Mogadiscio), país considerado uno de los más peligrosos del mundo para ejercer esa profesión.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.