El presidente panameño, Ricardo Martinelli, se reunió hoy con empresarios navieros nipones en el último tramo de su visita oficial a Japón, que ha coincidido con la ola de protestas en la Zona Libre de Colón por una ley para la privatización de tierras.

Tras estallar la semana pasada el conflicto, que se ha cobrado tres vidas, el mandatario anunció hoy a través de su cuenta de Twitter que derogará la venta de tierras en esa zona, aunque en Tokio evitó hacer comentarios públicos sobre esta cuestión y se centró en asuntos económicos y de comercio bilateral.

Fuentes de la delegación presidencial declinaron a su vez añadir comentarios al respecto y se remitieron al comunicado publicado en la web de Presidencia, donde se indica que en lugar de autorizar la venta "se aumentarán los alquileres" y que "el 100 por ciento de ese aumento" irá destinado a proyectos en la zona.

En el encuentro con la asociación de navieros nipones, éstos subrayaron a Martinelli la subida registrada en la tarifa de uso del canal en los últimos años, un asunto que el presidente aseguró tendrá en "seria consideración", indicaron a Efe portavoces del organismo.

Los propietarios de buques también expresaron su satisfacción por lo estipulado en la reunión que Martinelli mantuvo el pasado lunes con el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, en la que ambos apostaron por potenciar las inversiones japonesas en el país centroamericano, especialmente en infraestructuras portuarias.

Antes del encuentro con los navieros, el presidente realizó un viaje en el tren monorraíl de Tokio, que cuenta con tecnología de transporte que el Gobierno panameño quiere aplicar en la construcción de la tercer línea de metro de Ciudad de Panamá.

El ministro de Asuntos del Canal, Roberto Roy, que sigue a su vez al frente de la Secretaría del Metro de Panamá, realizó el trayecto junto a Martinelli e intercambió opiniones con responsables de Tokyo Monorrail, indicaron a Efe fuentes de la delegación centroamericana.

Durante su visita de cuatro días a Tokio el mandatario panameño se reunió con los emperadores nipones, Akihito y Michiko, además de con líderes empresariales, representantes de la patronal nipona e inversores privados.

Tras concluir su agenda en Tokio, Ricardo Martinelli y su delegación, entre la que se cuenta también el ministro de Relaciones Exteriores, Rómulo Roux, continuarán su gira de trabajo en Vietnam, país al que tienen previsto llegar hoy mismo en el segundo y último tramo de esta visita asiática.