La mayor parte de la tripulación de la fragata argentina "Libertad", retenida en Ghana desde el pasado día 2 por la demanda de un fondo especulativo, espera hoy ser repatriada en un avión, mientras el Gobierno argentino intenta solucionar la crisis.

Fuentes del puerto de Tema, donde está fondeado el buque escuela de la Armada argentina, confirmaron ayer a Efe que han recibido la orden de permitir la marcha de los tripulantes, después de que el Gobierno ghanés diera el "visto bueno" a la evacuación.

La Cancillería argentina anunció el lunes que la mayoría de la tripulación abandonará hoy Ghana, y que sólo continuarán a bordo el capitán y una dotación mínima de 44 tripulantes "para garantizar la manutención de la fragata durante su ilegal detención".

Se espera que los 281 marinos que van a ser evacuados partan hoy en un vuelo contratado expresamente para la repatriación, aunque las autoridades ghanesas no ha divulgado, de momento, hora alguna para ese salida.

Entre el personal que será repatriado se encuentran los 36 tripulantes extranjeros del buque escuela, procedentes de Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Brasil, Perú y Sudáfrica.

El canciller del país sudamericano, Héctor Timerman, se reunió el pasado lunes en Nueva York con las máximas autoridades de la ONU para pedir su colaboración en la solución del conflicto.

La fragata lleva más de tres semanas bloqueada en el puerto de Tema, a unos 25 kilómetros de Accra, por una denuncia presentada por acreedores del Gobierno argentino, que exigen el pago de deudas.

La Justicia ghanesa aceptó la demanda de embargo interpuesta por el fondo NML, que reclama a Argentina pagar una deuda de 284 millones de dólares más intereses por bonos soberanos que entraron en mora al final de 2001, en medio de una severa crisis económica.

El Gobierno argentino sostiene, sin embargo, que las autoridades ghanesas incumplen la Convención de Viena al no garantizar la inmunidad de un buque de la Armada, como es la fragata "Libertad".

La Justicia ghanesa argumenta que Argentina -que no quiere pagar los 20 millones de dólares que NML pide como fianza- renunció a la inmunidad diplomática de sus bienes al emitir sus bonos soberanos.

El buque zarpó el pasado 2 de junio de Buenos Aires para hacer su viaje anual de instrucción y ha visitado puertos de Brasil, Surinam, Guyana, Venezuela, Portugal, España, Marruecos y Senegal.