La bolsa neoyorquina detuvo su marcada caída el miércoles al tranquilizarse el mercado, un día después que una de sus principales liquidaciones del año. Los índices terminaron la jornada con pérdidas ligeras después de que la Reserva Federal dijo que la economía de Estados Unidos aún necesita apoyo.

El índice industrial Dow Jones cerró con retroceso de 25,19 puntos a 13.077,34, un día después de una de sus peores caídas de este año.

El indicador Standard & Poor's 500 cayó 4,36 unidades a 1.408,75, mientras que el índice compuesto Nasdaq bajó 8,76 puntos, a 2.991,70.

"Hoy estuvimos evaluando el daño", dijo Mark Luschini, jefe de estrategia de inversión de Janney Montgomery Scott. "Todos simplemente fuimos golpeados ayer", señaló.

Ingresos corporativos y expectativas para el resto del año más bajos hicieron que el Dow cayera 243 unidades el martes, tu tercer descenso más grande de este año. DuPont, 3M, UPS y Xerox reportaron menores ventas que hace un año.

"Pareció inesperado, pero lo que estuvimos viendo fue precios de las acciones ajustándose a la rentabilidad corporativa", comentó Luschini.

El mercado fluctuó entre ganancias pequeñas y pérdidas durante la mayor parte del día. Los índices comenzaron a descender a partir de las 2 p.m., después de que la Reserva Federal repitió su valoración de que la recuperación de la economía estadounidense sigue siendo modesta, en el mejor de los casos.

Al final de su más reciente reunión de dos, el banco central señaló que la economía aún se está expandiendo a sólo un "paso moderado" y que se requiere tiempo para ver si un nuevo esfuerzo de compra de bonos lanzado en septiembre incitará un crecimiento económico y contrataciones nuevas.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió marginalmente a 1,79%, de 1,76% del cierre del martes.

En Europa, el índice británico FTSE 100 subió 0,1%, a 5.804,78 puntos, mientras que el indicador alemán DAX ganó 0,3%, a 7.192,85. El índice francés CAC-40 avanzó 0,6%, a 3.426,49 unidades.

En Asia, las acciones mostraron cierta resistencia inicial, pero terminaron a la baja.

El indicador bursátil japonés Nikkei 225, después de oscilar entre ganancias y pérdidas, cerró con pérdida de 0,7%, a 8.954,30 puntos.