La Comisión Europea (CE) desmintió hoy que se haya cerrado un acuerdo entre la troika y el Gobierno griego sobre el nuevo paquete de medidas de austeridad y sus plazos y aseguró que aún quedan "asuntos pendientes" por pactar.

"Se ha logrado un progreso sustancial en las negociaciones con Grecia, pero quedan varios asuntos pendientes para poder alcanzar un acuerdo", señaló el portavoz económico de la CE, Simon O'Connor, en su cuenta en Twitter.

O'Connor salió así al paso de las declaraciones del ministro griego de Finanzas, Yannis Sturnaras, quien hoy aseguró que Atenas y la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) habían alcanzado sobre el nuevo paquete de medidas de austeridad y para ampliar el plazo de aplicación de los ajustes.

"Hoy nos hemos asegurado la ampliación" (del plazo), dijo el ministro en una sesión parlamentaria, en la que no precisó si esa prolongación sería de dos años, tal y como ha solicitado Grecia para reducir su déficit presupuestario.

Sin prórroga, Atenas tendría que imponer "medidas (de austeridad) de 18.500 millones de euros en lugar de 13.500 millones", que es lo que se ha pactado con la troika, explicó el ministro.

Además de la CE, el BCE y el Gobierno alemán dijeron hoy que las negociaciones aún no han concluido y evitaron pronunciarse sobre la posibilidad de que Grecia tenga de plazo hasta 2016 para rebajar su déficit al 3 % del PIB.