Grecia recibió una extensión para cumplir con los requisitos de su programa de rescate financiero, afirmó el miércoles el ministro de finanzas heleno, quien sin embargo fue desmentido de inmediato por el Banco Central Europeo y por Alemania, el principal prestamista, que consideraron los comentarios una mera "especulación".

El ministro de finanzas, Yannis Stoumaras, dijo que el acuerdo se alcanzó como parte de semanas de negociaciones con los acreedores internacionales sobre un paquete de nuevas medidas de austeridad por 13.500 millones de euros (17.500 millones de dólares) para los próximos dos años.

Esas medidas de austeridad representan una condición para que el país siga recibiendo préstamos de emergencia.

"¿Qué hemos logrado hoy? Hoy hemos conseguido la extensión. Si no nos la hubiesen dado, hoy no solamente habríamos necesitado tomar medidas por valor de 13.500 millones de euros, sino por 18.500 millones de euros", aseveró Stoumaras ante el parlamento.

"No hemos caído en quiebra debido a que todavía tenemos fondos remanentes de la cuota anterior", agregó .

Una de las condiciones para el programa de rescate por 240.000 millones de euros es que Grecia reforme la economía para que la nación pueda volver a los mercados de bonos hacia el 2014. Grecia había solicitado una extensión de dos años a este plazo para tener tiempo de introducir medidas de austeridad y reformas en el mercado laboral.

En Berlín, el ministro alemán de finanzas Wolfgang Schaeuble desmintió la declaración de Stoumaras y la tachó de "especulación".

"No puedo confirmar esto", dijo Schaeuble a la prensa. "Hasta donde tienen conocimiento el Ministerio Federal de Finanzas y el gobierno alemán, no hay novedades".

El funcionario dijo que, antes de tomar cualquier decisión, los prestamistas esperaban todavía un reporte sobre el progreso de Grecia. El informe sería entregado por la llamada "troika", el grupo de inspectores de la deuda que incluye a la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional.

El presidente del BCE, Mario Draghi, negó también la aseveración de Grecia.

"La revisión no concluye aún", dijo. "Entiendo que ha habido progresos, pero que falta por definir algunas partes, y no sé nada salvo eso. No puedo comentar sobre esos rumores".