El vicepresidente panameño, Juan Carlos Varela, consideró hoy "un error diplomático" que el presidente Ricardo Martinelli haya tomado partido por Japón en un conflicto territorial de ese país con China, lo que ha motivado ya una queja pública del Gobierno chino.

Varela, distanciado de Martinelli, subrayó que Panamá "es un país neutral, sede del canal", del que tanto Japón como China "son importantes usuarios".

El vicepresidente se refería al hecho de que Martinelli durante su visita oficial a Tokio, que concluyó hoy, apoyase abiertamente al Gobierno nipón en su reclamación de soberanía de las islas, llamadas Diaoyu por los chinos y Senkaku por los japoneses.

Salvo esta declaración de Varela, el gobierno panameño no ha hecho referencia alguna a la postura del presidente en este tema ni a la queja expresada públicamente este martes por el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, en una rueda de prensa.

Hong pidió al Gobierno panameño que no "menoscabe" los intereses chinos y le advirtió de que "no intervenga bajo ningún concepto" en la disputa con Japón el archipiélago, un conflicto territorial que en los últimos meses ha deteriorado muy seriamente la relación de los dos países asiáticos.

"El intento de Japón de meter a un tercero en la disputa del archipiélago de las Diaoyu para fortalecer su reclamación de soberanía es completamente en vano", añadió Hong.

El archipiélago en disputa, deshabitado y con una superficie de 7 kilómetros cuadrados, se cree que puede albergar abundantes reservas de hidrocarburos.