El grupo islamista Frente Al Nusra anunció hoy que no respetará la tregua propuesta en Siria por el mediador internacional Lajdar Brahimi, que debería comenzar este viernes con el inicio de la Fiesta musulmana del Sacrificio.

"No hay tregua entre nosotros y ese régimen descarado, derramador de sangre de musulmanes y violador de su honor. Entre nosotros y él solo existe la espada", subrayó el grupo en un comunicado.

El Frente al Nusra, que surgió durante el conflicto sirio, se ha atribuido en los últimos meses varios atentados suicidas cometidos en Damasco y la ciudad norteña de Alepo.

En la nota, el grupo extremista afirmó que está decidido desde que comenzó con sus operaciones a lograr la victoria y derrotar a sus enemigos, y no se plantea negociar con ellos.

"Nosotros vemos que estos plazos y treguas que se producen sucesivamente son una estratagema en la que están implicados gente de Oriente (en alusión a algunos países árabes) y Occidente, que son enemigos del Islam, pero nosotros no dejamos que el astuto nos engañe ni aceptamos juegos sucios", dijo.

Las anteriores treguas decretadas en Siria, incluida la aceptada por ambas partes en conflicto el pasado abril a propuesta del anterior mediador Kofi Annan, fueron violadas de forma sistemática.

En cuanto a Brahimi, el Frente al Nusra criticó su labor, alegando que desde que asumió la mediación en Siria "pasaron los días sin que nadie percibiera su función".

"No trajo ninguna promesa ya que negó tener un plan para poner fin al derramamiento de sangre", denunció el grupo, que señaló, asimismo, que la iniciativa de tregua durante la Fiesta de Sacrificio es como "una súplica" al régimen sirio.

En su opinión, Brahimi debe ser consciente de que los grupos armados y no armados de la oposición siria no confían en el eventual compromiso del "régimen tirano", que -añadió- "no tiene credibilidad".

"Las treguas son aprovechadas por los fuertes para lograr ganancias a costa de los débiles (...), que luego ven que han caído en una trampa", apostilló.

Brahimi aseguró hoy en El Cairo que el Gobierno sirio ha aceptado este alto el fuego temporal, al igual que la mayoría de los grupos rebeldes, aunque ambas partes todavía no se han pronunciado al respecto.