Un asesino convicto, Bobby Lee Hines, fue ejecutado el miércoles por estrangular y acuchillar repetidamente a una mujer en su vivienda de Dallas hace 21 años.

Hines, de 40 años, tenía 19 cuando cometió el delito mientras estaba con libertad condicional por robo de viviendas.

El hombre se había mudado de Pensilvania al área de Carrollton para trabajar en una empresa de computadoras en Dallas cuando asesinó a Michelle Wendy Haupt, de 26 años, que era su vecina en un complejo de departamentos. La acuchilló 18 veces y la estranguló con un cordón.

La ejecución de Hines es la undécima en lo que va del año en Texas, el estado de mayor actividad en la aplicación de la pena de muerte.

Su familia y amigos trataron de impedir el castigo con un apelación federal de derechos civiles de último minuto pero fue desechada el miércoles por un juez de Houston.