Las aerolíneas estadounidenses Delta y US Airways anunciaron hoy fuertes aumentos de sus respectivos beneficios durante el tercer trimestre y los nueve primeros meses del año, en parte debido a la moderación de los precios del combustible.

Delta, la segunda mayor aerolínea de Estados Unidos, logró un beneficio neto de 1.047 millones de dólares (1,23 dólares por acción) en el tercer trimestre, un 91 % más que los 549 millones (65 centavos por título) del mismo período del año anterior.

Ello llevó el beneficio entre enero y septiembre a 1.003 millones (1,19 dólares por acción), lo que representa una fuerte subida respecto a los 429 millones (51 centavos por título) de los nueve primeros meses de 2011.

Los ingresos del tercer trimestre apenas variaron, al llegar a 9,923 millones (un 1 % más), pero la diferencia estuvo en la fuerte caída del 23 % en los gastos en aviones y combustible, que cerraron en 2.221 millones de dólares frente a los 2.881 millones del mismo período de 2011.

Delta se convirtió este año en la primera gran aerolínea en comprar su propia refinería de petróleo, un movimiento con el que aseguró que ahorraría unos 300 millones de dólares anuales en combustible para sus aviones.

En cuanto a US Airways, la quinta mayor aerolínea del país, su beneficio neto en los nueve primeros meses fue de 600 millones de dólares (3,06 dólares por acción), frente a los 53 millones (33 centavos por acción) que ganó en el mismo periodo de 2011.

Por lo que se refiere al tercer trimestre, sus ganancias alcanzaron los 245 millones de dólares (1,24 dólares por acción), frente a los 76 millones de los mismos tres meses del ejercicio precedente.

Su facturación se incrementó el 6,6 % en los nueve primeros meses hasta los 10.553 millones de dólares, mientras que solo en el tercer trimestre el incremento fue del 2,8 %, hasta 3.553 millones.

Los gastos relacionados con el combustible de aviones se elevaron un moderado 2,8 % hasta colocarse en los 2.659 millones de dólares entre enero y septiembre.

US Airways dio a conocer en agosto pasado que había iniciado contactos formales con su competidora American Airlines, la tercera mayor aerolínea del país y en suspensión de pagos, para explorar una posible fusión.

Las acciones de US Airways subían el 2,32 % dos horas y media después del inicio de la sesión en la bolsa de Nueva York (NYSE), donde acumulan una impresionante subida del 143 % en lo que va de año, mientras que las de Delta caían el 2,56 %, aunque desde enero se han revalorizado el 21,8 %.