El médico español Luis García del Moral, suspendido a perpetuidad por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) por su presunta implicación en la trama de dopaje del caso Armstrong, asegura que el organismo americano le ofreció "quedar fuera de las acusaciones si declaraba en contra de Armstrong".

En un comunicado remitido a EFE, en el que rechaza "cualquier implicación" y no acepta las sanciones de la USADA, por lo que recurrirá ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), Del Moral afirma que el ofrecimiento de impunidad a cambio de delatar al exséptuple vencedor del Tour le fue formulado el pasado mes de junio a través de su representante legal.

En la nota, Del Moral incide en que en ningún momento participó de prácticas dopantes durante su cargo médico en el US Postal en el período 1999-2003.

"Mi cometido fue el de preservar la salud de los ciclistas y el staff técnico y el control del rendimiento físico de los ciclistas", señala.

Además, explica del Moral, "no hubo durante esos años ningún positivo por dopaje en el seno del equipo, ni lesiones o enfermedades derivadas de mi actuación médica, ni entonces ni con posterioridad".

"Durante los años en que estuve como médico del equipo US Postal nunca fui testigo de actuaciones dopantes organizadas por el equipo, ni mucho menos las promoví o facilité personalmente", subraya Del Moral.