Las operaciones conjuntas de combate al narcotráfico internacional denominadas "Operación Martillo", realizadas por miembros de los ejércitos de Guatemala y los Estados Unidos, concluyeron con éxito, informaron hoy fuentes oficiales guatemaltecas.

El portavoz del Ministerio guatemalteco de la Defensa Nacional, coronel Erick Escobedo, dijo a periodistas que las operaciones, que iniciaron en agosto pasado y que fueron desarrolladas en las costas del Pacífico de este país centroamericano, tuvieron resultados positivos.

Durante los dos meses que duró la operación, precisó Escobedo, las fuerzas conjuntas estadounidenses y guatemaltecas realizaron 598 operativos en contra del narcotráfico, decomisaron diez cargamentos de drogas, cuyo peso no precisó, y capturaron a catorce personas.

En los operativos participaron 171 infantes de marina del Comando Sur del Pentágono, los que trabajaron en conjunto con las fuerzas de aíre, mar y tierra del Ejército guatemalteco.

Escobedo señaló que los militares estadounidenses han partido ya del país y que ahora corresponde a las Fuerzas Armadas guatemaltecas continuar con las acciones de vigilancia y control en las costas del Pacífico guatemalteco.

La "Operación Martillo", una estrategia de combate frontal al narcotráfico impulsada por Estados Unidos con la participación de los gobiernos de Centroamérica y el Caribe, inició a principios de 2012 en las zonas del Atlántico, y ha dado como resultado el decomiso de más de 25 toneladas de droga.