El presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP), Sergio Jadue, aseguró que Claudio Borghi tiene el pleno respaldo de ese organismo para seguir al frente de la selección nacional.

"No somos de cortar procesos", dijo Jadue al diario El Mercurio, en su primera referencia a una reunión de tres horas que la directiva que encabeza mantuvo el pasado lunes con el entrenador argentino y sobre la cual había reinado hasta ahora un absoluto silencio de los participantes.

"Claudio Borghi fue respaldado con el acuerdo unánime del directorio", expresó Jadue, en declaraciones al diario El Mercurio.

A pesar de que Chile encajó tres derrotas consecutivas en la fase de clasificación sudamericana de Brasil 2014, ante Colombia, Ecuador y Argentina, y actualmente ocupa el sexto puesto de la tabla, fuera de la zona que da acceso al próximo Mundial, el presidente de la ANFP insistió: "No somos de cortar procesos".

"Nosotros no debemos comunicar continuidades, sólo debemos comunicar cuando hay alguna modificación o alguna decisión", destacó el dirigente respecto al silencio imperante desde la cita del lunes.

Durante la fase de clasificación mundialista se han producido varios casos de indisciplina en las filas de La Roja. El caso más conocido es el "Bautizazo", ocurrido en noviembre de 2011, cuando cinco jugadores fueron apartados de la plantilla tras llegar 45 minutos tarde y en estado de embriaguez a la concentración previa a los partidos ante Uruguay y Paraguay.

En junio pasado, Gary Medel y Eduardo Vargas fueron separados de la plantilla de Chile tras ser sorprendidos por periodistas en la madrugada cuando salían de una discoteca de Santiago, aunque no estaban bebidos y sólo quedaron excluidos del partido con Venezuela.

Según Jadue, en la reunión se le pidió a Borghi ser más estricto durante los períodos de concentración.

"Le planteamos que las situaciones de descanso de los jugadores deben ser muy revisadas por el cuerpo técnico. Que (los permisos) se restrinjan y sólo se acepten cuando sean necesarios para la preparación", precisó.

Esa función, añadió, "la tiene el cuerpo técnico" y deben ser ellos "los que la observen, siempre teniendo en consideración al directorio, aunque la decisión final es del seleccionador, como responsable del equipo".

Ante posibles futuros casos de desobediencia, el presidente respondió: "¿Y qué ocurriría si se acaba el mundo? ¿Por qué siempre miran la mitad vacía del vaso?".