Otro político republicano en busca de un escaño en el Senado federal ha provocado la indignación de los votantes luego de decir durante un programa televisivo en directo que si una mujer se embaraza debido a una violación es por voluntad de Dios.

Las mujeres son consideradas un sector clave en las elecciones nacionales de este año, e incluso el candidato republicano a la presidencia Mitt Romney se ha visto arrastrado a esta controversia.

El candidato senatorial republicano por Indiana, Richard Mourdock, enfrascado en una de las contiendas senatoriales más vistas en Estados Unidos, fue consultado en los últimos minutos de un debate con el candidato demócrata Joe Donnelly sobre si debía permitirse el aborto en casos de violación o incesto.

"He cavilado sobre ese asunto por mucho tiempo, pero me di cuenta de que la vida es ese don de Dios. Y, creo, aun cuando la vida comienza en esa terrible situación de violación, que eso es algo que Dios quiso que ocurriera", dijo Mourdock.

Mourdock es el segundo candidato senatorial del Partido Republicano que debe defenderse de declaraciones hechas sobre la violación y el embarazo.

El candidato al Senado de Misurí, Todd Akin, dijo en agosto durante una entrevista televisiva que los cuerpos de las mujeres tienen manera de impedir el embarazo en caso de "violación legítima". Akin se ha disculpado varias veces, pero se ha negado a abandonar la contienda pese a las exhortaciones que le han hecho dirigentes de su propio partido, incluso Romney.

El martes por la noche, Romney se deslindó de Mourdock. Un día antes había comenzado a difundirse en Indiana un anuncio en que el candidato presidencial manifestaba su respaldo al aspirante al escaño en el Senado federal.

No obstante, el equipo de campaña de Romney sigue apoyando a Mourdock, y los colaboradores del candidato presidencial no han pedido que el aspirante al Senado retire el anuncio. La vocera de campaña de Romney, Andrea Saul, dijo que el candidato discrepa de la oposición manifestada por Mourdock a los abortos en casos de violación o incesto, pero sigue apoyando su candidatura por el asiento en la cámara alta.

"El (ex) gobernador (de Massachusetts) disiente con las declaraciones de Richard Mourdock, las cuales no reflejan sus opiniones", dijo Saul en un correo electrónico enviado a The Associated Press.

Los comentarios de Mourdock han estremecido las campañas de muchos republicanos, en una contienda en la que su objetivo es recuperar la mayoría en el Senado. Los republicanos necesitan ganar tres escaños, o cuatro, en caso de que el presidente Barack Obama obtenga la reelección. Algunos triunfos que parecían seguros para los republicanos ahora están en duda.

La campaña de Obama dijo que el presidente consideraba que los comentarios de Mourdock eran "atroces y degradantes para la mujer" y consideró que afirmaciones semejantes constituyen un "recordatorio de que un Congreso dominado por los republicanos, que llegase a colaborar con un presidente republicano Mitt Romney, sentiría que las mujeres no deben tomar decisiones relacionadas con su propia salud".

Ya después del debate, Mourdock explicó que no creía que Dios quisiera la violación, sino que Dios es el único que puede crear vida.

"¿Intentan insinuar de alguna manera que Dios predestinó la violación? No creo eso", dijo Mourdock. "Quien insinúe eso es simple y sencillamente un enfermo y un pervertido. No, eso ni siquiera se acerca a lo que dije".

Mourdock se ha opuesto constantemente al aborto, salvo en los casos en que está en peligro la vida de la madre.

El miércoles, defendió su argumento y dijo que algunas personas lo han tergiversado.

Durante una conferencia de prensa, manifestó su firme creencia en que la vida es preciosa, y consideró aborrecible la violencia de cualquier tipo.

"Si se alejan con una impresión distinta a ésta, lo lamento sinceramente", dijo.