El fabricante aeroespacial Boeing anunció hoy que su beneficio neto hasta septiembre aumentó un 11 % hasta los 2.922 millones de dólares al tiempo que mejoró sus previsiones financieras para el conjunto del año.

Boeing reportó unos ingresos en el tercer trimestre del año de 20.008 millones de dólares, un 13 % más que en el mismo período de 2011, mientras que entre enero y septiembre subieron un 21 % hasta los 59.396 millones, según detalló en un comunicado.

El beneficio neto trimestral fue de 1.032 millones (1,35 dólares por acción), con un 6 % de aumento respecto al tercer trimestre del ejercicio pasado.

Este beneficio hubiera sido de mayor si la empresa no hubiera tenido que afrontar un aumento de 194 millones de dólares en el coste de sus pensiones.

En el conjunto de los primeros nueve meses, Boeing obtuvo 2.922 millones de dólares de beneficio neto, con un aumento del 11 % respecto a los 2.625 millones del mismo período de 2011.

El gigante industrial con sede en Chicago aumentó también sus previsiones de beneficios para este año a entre 4,80 y 4,90 dólares por acción, con unos ingresos revisados también al alza hasta el arco 80.500-82.000 millones de dólares.

El presidente y consejero delegado de la empresa, Jim McNerney, explicó los buenos resultados en la alta rentabilidad de la división de Defensa y Espacio, mientras que la de Aviación Comercial mantiene el impulso de las primeras entregas de los 787 y 737 MAX.

En el inicio de las operaciones en la bolsa de Nueva York, las acciones de Boeing subían un 2,2 %.