Varios cohetes y morteros procedentes de la Franja de Gaza cayeron el miércoles en el sur de Israel, cuyo gobierno respondió con un ataque aéreo que mató a un miliciano palestino, en una drástica escalada de la violencia luego de una histórica visita del gobernante de Qatar a la región.

Otro hombre de Gaza murió el miércoles de las heridas sufridas en un ataque aéreo israelí de la víspera, informó un funcionario sanitario. En los dos últimos días han muerto cuatro personas en Gaza por las operaciones de Israel.

Varios trabajadores extranjeros fueron lesionados en el ataque del miércoles con cohetes, y varios milicianos resultaron heridos en las operaciones de Israel, dijeron funcionarios sanitarios israelíes y palestinos. Las fuerzas de seguridad del grupo Hamas recibieron la orden de desalojar sus instalaciones por temor a que fueron blanco de los ataques aéreos de Israel, y algunas escuelas del sur de Israel y de Gaza suspendieron las clases.

Los cruces entre Gaza e Israel fueron también suspendidos durante el intercambio de fuego.

Las fuerzas armadas de Israel afirmaron que 60 proyectiles, entre cohetes y morteros, fueron disparados en la madrugada del miércoles, y que los aviones israelíes atacaron tres veces en Gaza. La organización Comités de Resistencia Popular dijo que uno de sus miembros murió en una de las operaciones aéreas, y un funcionario sanitario de Gaza, el médico Ashraf al-Kidra, informó que otro hombre de la región falleció de las heridas que tuvo en un ataque del martes que causó la muerte de dos milicianos.

La escalada ocurrió horas después de que el gobernante de Qatar, jeque Hamad bin Jalifa Al Thani, decidió otorgarle un reconocimiento político a Hamas, en un hecho inusitado al realizar el martes la primera visita de un jefe de Estado al territorio palestino.