La energía obtenida a través de paneles fotovoltaicos será desde hoy clave para que pequeños agricultores del centro de Chile rieguen sus cultivos a coste cero, destacaron hoy fuentes gubernamentales.

Se trata de un programa del estatal Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), que incluye la instalación de 108 paneles solares y de la mayor bomba extractora de agua de América Latina, que reducirá los costes en el cultivo de hortalizas y bayas en la región del Maule, al sur de Santiago.

El ministro de Agricultura, Luis Mayol, encabezó hoy la inauguración de los equipos en la localidad de Rauco, a unos 200 kilómetros de Santiago, que permitirán la irrigación de unas 110 hectáreas pertenecientes a un total de 22 familias

La iniciativa, destacó el director del INDAP, Ricardo Ariztía, se inserta dentro de un programa de nivel nacional que prevé la instalación de 1.144 paneles solares y 377 bombas de extracción de agua en todo el país.