Al menos tres personas, entre ellas una mujer, murieron hoy en un bombardeo efectuado por un avión no tripulado estadounidense contra una vivienda en la zona tribal de Waziristán del Norte, en el oeste de Pakistán, informaron a Efe fuentes oficiales.

El aparato lanzó a media tarde (hora local) dos misiles contra un pequeño inmueble en una zona aislada de la aldea de Tappi Khundi, afirmó desde la cercana ciudad de Peshawar un funcionario del organismo gubernamental de coordinación para las áreas tribales.

Un miembro de la administración local de Waziristán del Norte confirmó a Efe el bombardeo, aunque no aportó más detalles al respecto.

Fuentes de inteligencia citadas por el diario local Dawn aumentaron a cinco el número de fallecidos y afirmaron que la vivienda atacada era un refugio de los grupos insurgentes que actúan en la zona.

Según este relato, dos misiles impactaron en la casa y un tercero hizo blanco en un vehículo.

Waziristán del Norte es una de las siete demarcaciones que forman el cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán y este año ya se han registrado allí más de treinta bombardeos con un número de muertos que se acerca a las 150 personas.

Waziristán es el escenario más habitual de los ataques con "drones" (nombre que reciben los aviones espía de EEUU) pero no el único, y hace dos semanas un bombardeo similar al de hoy mató a 17 personas en la cercana región de Orakzai.

Las áreas tribales nunca han estado bajo completo dominio del Estado, y sirven de refugio - en especial Waziristán del Norte- a numerosos grupos yihadistas, miembros de la red Al Qaeda o facciones talibanes.

Desde su llegada al poder, el actual presidente estadounidense, Barack Obama, aumentó la frecuencia de los bombardeos con aviones no tripulados como parte de su estrategia para el conflicto afgano, en el que Pakistán es un actor clave.

Sin embargo, cada vez son más las voces dentro y fuera del país asiático que protestan contra una táctica que contraviene la legislación internacional y que, según sectores sociales y políticos paquistaníes, cuesta la vida a numerosos civiles inocentes.