Un supuesto hijo del fallecido fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, fue acusado de extorsión por la congregación católica que se ha visto sacudida desde que el Vaticano determinó hace un par de años que el creador de la orden llevó una doble vida.

Una funcionaria del Poder Judicial del Estado de México, no autorizada a ser identificada por políticas internas, dijo a The Associated Press que José Raúl González Lara fue detenido e internado el lunes en un penal estatal en las afueras de la capital del país por el delito de tentativa de extorsión, aunque el martes depositó una fianza que le permitirá salir en el transcurso del día de la prisión.

Una mexicana sacudió a la opinión pública en 2010 cuando aseguro en un programa radial que había procreado dos de sus tres hijos con Maciel, a quien también acusó de abusar sexualmente de dos de ellos. Uno de los hijos que se presentó era José Raúl González Lara.

Días después, la orden divulgó una carta en la que señaló que antes de la aparición pública de la presunta familia de Maciel, González Lara le pidió a un padre de Los Legionarios 26 millones de dólares a cambio de guardar silencio.

Un vocero de los Legionarios confirmó el martes que la orden demandó a González Lara por extorsión derivado de aquella solicitud de dinero.

"Se presentó a las autoridades una demanda por extorsión en contra de Raúl González en el momento en que pidió 26 millones de dólares a cambio de su silencio", señaló en una declaración escrita enviada a la AP Javier Bravo, un vocero de los Legionarios en México.

Dijo que la demanda fue presentada por el padre Carlos Skertchly, en su carácter de procurador de la Congregación.

La funcionaria judicial confirmó que la demanda por la que se detuvo al hombre fue interpuesta por Skertchly.

"La congregación ha estado atenta (y estará) para escuchar las inquietudes de quienes han sufrido, pero nunca se prestará a extorsiones. Por este motivo se denunciaron estos hechos a las autoridades", señaló.

La funcionaria judicial informó que por tratarse de un delito no grave González Lara el juez del caso le fijó una fianza por 48.000 pesos (poco más de 3.700 dólares).

Dijo que el juez deberá determinar el jueves si le inicia o no un proceso judicial por el delito que se le imputa.

De iniciar el proceso no tendría que regresar a prisión, añadió la funcionaria.

La AP no pudo contactar de inmediato a González Lara o a sus abogados.

El Vaticano tomó control de la Legión en 2010 después de que una investigación de la Santa Sede determinó que su fundador vivió una doble vida, que incluyó vejaciones sexuales a seminaristas y tuvo al menos tres hijos con dos mujeres.

El Papa Benedicto XVI ordenó una reforma de la congregación y nombró un delegado papal para supervisarla.

Algunos ex legionarios de Cristo denunciaron desde 1998 ante el Vaticano abusos sexuales por parte de Maciel, un allegado del entonces papa Juan Pablo II.

Maciel murió en 2007 antes de que el Vaticano reconociera su doble vida.

El escándalo en torno a Maciel ha sido particularmente perjudicial para la Iglesia dado que el Juan Pablo II consideraba al religioso mexicano como un modelo para los fieles, admirado por su ortodoxia y su capacidad para conseguir seminaristas y dinero.