Un sismo de magnitud 6,6 sacudió el martes la costa pacífica de Costa Rica e hizo balancear edificios en la capital, San José, donde las personas salieron a la calle. No se reportaron daños ni víctimas de inmediato.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el epicentro del temblor se ubicó en la región de Guanacaste, a 8 kilómetros (5millas) de la popular ciudad turística de Nicoya. Tuvo una profundidad aproximada de 39,5 kilómetros (24,5 millas), según un informe preliminar.

La región sufrió un poderoso terremoto el mes pasado, cuando un sismo de magnitud 7,6 sacudió la misma costa, provocó pánico y evacuaciones, pero sólo causó daños menores.

Sismólogos tanto de Estados Unidos como de Costa Rica señalaron que el sismo fue probablemente una réplica del terremoto del 5 de septiembre.

"Es muy probable que estemos ante una réplica", dijo en entrevista telefónica desde Golden, Colorado, el geofísico Rafael Abreu, del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Vanessa Rosales, presidenta de la Comisión Nacional para Emergencias de Costa Rica, dijo que nadie ha reportado daños de gravedad. Indicó que el miércoles tendrán un panorama más integral de las consecuencias del movimiento telúrico.