El actor estadounidense Robert De Niro visitó el cuartel de los bomberos que sofocaron el incendio de su apartamento de Manhattan en junio pasado y les expresó su agradecimiento, informó hoy el diario New York Post.

La visita, a la cual también acudió la pareja del intérprete, Grace Hightower, duró dos horas, durante las cuales los bomberos se fotografiaron con el mítico actor, ganador de dos premios Óscar.

"De Niro se fotografió con los chicos y recorrió las instalaciones del cuartel el viernes pasado", señalaron al diario fuentes familiarizadas con el asunto.

Además, el actor encargó un almuerzo para los bomberos a uno de sus restaurantes neoyorquinos, Tribeca Grill, servido por dos camareros y "compuesto por albóndigas, bocadillos de berenjena y otras delicias".

La vivienda del actor en Manhattan se quemó en junio pasado a consecuencia de un incendio que se originó en una secadora de ropa y que se propagó por todos los apartamentos de la quinta planta del exclusivo edificio, cuando De Niro se hallaba fuera de la ciudad.

Una fuente del entorno de la estrella subrayó que la idea de tener una deferencia con los bomberos fue de su mujer, Grace Hightower.

El matrimonio está buscando alquilar un nuevo domicilio en Manhattan mientras tienen lugar las obras de reacondicionamiento de su vivienda, que pueden llegar a durar tres años.

No es la primera vez que Robert De Niro tiene contacto con el mundo de los bomberos. En 1991, el actor se metió en la piel de un bombero a las órdenes del director Kurt Rusell en la dramática película "Backdraft".